REVISTA BIMESTRAL
JUNIO - JULIO 2017 I NUMERO 150
PROTEINAS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

La Tercera Revolución Agropecuaria y los Profesionales del Agro

 
.
   
Ing. Prod. Agrop. Ricardo D. Bindi
MN 358*33*15
Ex Presidente del CPIA
 
   

La Tercera Revolución Agropecuaria, se plantea como un cambio profundo en marcha, pero que requiere de todos sus elementos interactuando en forma conjunta. Para analizar el tema, proponemos hacer un poco de historia de los cambios y avances producidos en el agro a lo largo de su corta historia, en lo que denominamos como Primera y Segunda Revolución.
De esta forma podremos generar un puente con -lo que viene-. También nos proponemos destacar y motivar a la actual Revolución que se está gestando en el campo, las universidades, las instituciones, las tecnologías locales y foráneas; el manejo de los campos, el conocimiento de los profesionales aplicado, y más elementos estratégicos que entendemos debemos capturar en todo su valor.

¿Qué es una Revolución?

Las definiciones más tradicionales lo ponen como un cambio violento y radical en las instituciones políticas de una sociedad. Un cambio brusco en el ámbito social, económico o moral. La Revolución Neolítica significó la invención y la difusión de la agricultura, cuando el hombre dejó de ser nómade para pasar a sedentario, allí arrancó la producción agropecuaria; comenzaron a tener sus propios cultivos y ganados. La Revolución neolítica fue la primera transformación radical de la forma de vida de la humanidad, que pasa de tener una economía recolectora (caza, pesca y recolección) a productora (agricultura y ganadería). La Revolución Industrial, fue también un fenómeno que se fue produciendo sucesivamente en unos y otros países de Europa y transformó la tecnología, las formas de trabajo, de vida y la sociedad en su conjunto.

¿Qué elementos definen una Revolución agropecuaria?

Una revolución se manifiesta a través de algún cambio en las formas o tradiciones de realizar las cosas, los procedimientos, el manejo, los cambios en los insumos y productos. En el campo, en las tecnologías aplicadas, en los avances en manejo de cultivos y de producción animal; y en la investigación básica y aplicada que pueda generar cambios disruptivos. Una nueva molécula; un germoplasma diferente; el cruzamiento entre diferentes germoplasmas; o la inseminación artificial. Más cercano a nuestros tiempos, la biotecnología, la nanotecnología, la ciencia de los materiales, la bioeconomía, los biocombustibles. Nuevas formas de trabajo y de sociedades alrededor de estos nuevos avances. Ahora pasemos a hacer un poco de historia de las revoluciones.

¿Cómo fue la Primera Revolución agrícola?

 
   

Sucede entre 1860 y finales del SXIX. Se puede comparar con la Revolución Industrial de Inglaterra. Pensemos que en 1880 el trigo y los cultivos anuales estaban en muy poca área en nuestro país. En 1882 los australianos construyen el primer frigorífico de ovinos. Las razas Lincoln empiezan a crecer por ser doble propósito. Una nueva cultura europea que se uniría al gaucho, indio, criollos y mestizos. Las colonias agrícolas de Santa y Bs. Aires, las huertas alrededor de las grandes ciudades, todo comenzaría a tomar vida. Un cinturón agrícola que alimentaría a la gente de la ciudad. Comienza también la producción de cereales y carne para exportar. También maíz, trigo, lino, y alfalfa para la ganadería que anduviera pastando por las pampas. La llegada de los inmigrantes con vocación agrícola. Las razas, los alambrados, los frigoríficos. El rol del ovino en BA y Litoral, La llegada de los FFCC y la comunicación para movilizar la producción. Todo ésto dejaría atrás los rebaños sueltos, los pastoreos abiertos y los saladeros. Y por supuesto el caballo y su rol estratégico en la locomoción, traslado y también tradición. El aumento de la navegación a vapor y el aumento en el tamaño de los buques. Datos curiosos, en 1880 la hectárea valía 4 veces más en BA que en Santa Fe, cercanía, extensión y ganadería serían seguramente el motivo. Luego surgen la subdivisión y los arrendamientos en Santa Fe con contratos a 3 años. En el Primer Centenario en 1910 se afirma el Granero del Mundo, exportador de carnes, cereales, lanas, fibras, y cueros. De 1,8 Millones de habitantes en 1869, pasamos a 4 Millones en 1895 con 1,5 Millones de inmigrantes. Otro Millón en 1914 y llegamos a 8 Millones de habitantes. Una verdadera revolución productiva, demográfica y cultural a partir de la agricultura.

¿Y la Segunda Revolución agropecuaria?

 
   

Le hemos fijado un rango de fechas entre 1950 y la actualidad. Con diferentes etapas e hitos. El mejoramiento genético y la selección animal en bovinos. La llegada de la inseminación artificial, y su aplicación como práctica más usual a mediados de los 50. El manejo y las variedades de especies forrajeras, gramíneas y leguminosas en pasturas consociadas. El Eragrostis curvula o pasto llorón en las zonas marginales, que revolucionaría la estabilidad nutricional a pasto en zonas semiáridas. El mejoramiento genético vegetal y la llegada de los cruzamientos. Los grandes precursores del maíz híbrido, José Luna en el INTA y el Ing. Antonio Marino desde la actividad privada. También los precursores del –compartir conocimiento del campo-, con el Arq Pablo Harí en 1957, fundador de los Grupos CREA y el primer grupo de productores en el histórico CREA Henderson - Daireaux.

Llegarían también los precursores de la siembra directa por los ´80, en reuniones en diferentes pueblos del norte de Bs. Aires y Sur de Santa Fé, hasta la formación de Aapresid en 1989. La trilogía: Siembra Directa + molécula de Glifosato + genética y biotecnología tolerante a Glifosato. Vale mencionar el lanzamiento de este nuevo modelo de producción agrícola en Expoagro 1995. Todo lo demás ya lo conocemos. Lo bueno y lo malo de la 2° Revolución.

Pasemos a la Tercera Revolución agropecuaria

 
   

Sin lugar a dudas se va a destacar por una gran revolución en la ciencia y tecnología, con mucho foco en la implementación. También por ser un fenómeno de tipo sistémico, es decir que conecte a todos los factores, productivos, sociales, ambientales, de conocimiento y político – económicos, con visión de desarrollo país. Se caracterizará en el agro por el manejo agronómico y productivo, el empresarial, y comercial. La co-creación, colaboración, integración y asociativismo. El tema social, laboral y habitacional, serían distintivos.

En este marco, y con gran urgencia, destacamos en esta Tercera Revolución a las BPA - Buenas Prácticas Agrícolas, desde su visión integral. Podríamos hablar de BPAA incluyendo a las de producción animal dado que por este agregado de valor habrá muchas oportunidades. Para las BPA, la Siembra Directa se seguirá destacando por producir 96% menos de erosión del suelo; 66% menos de uso de combustible; menor emisión de carbono; mayor actividad biológica; aumento de la fertilidad del suelo; y mayor estabilidad de producción y rendimiento.

BPA, es también rotación de cultivos; incorporación de rastrojos, corte del ciclo de malezas y plagas. Manejo eficiente y responsable de agroquímicos. Nutrición estratégica. Reciclaje de bidones. Fertilización con reposición estratégica de nutrientes; Argentina estuvo exportando los últimos 10 años una media de un 40 a 60% de sus nutrientes vía granos al mundo. Ya no se podrá hacer. Las tecnologías satelitales, drones, y capacidad de procesamiento de gran masa de datos e información, permitirán un avance en la Agricultura por ambientes. La intensificación de cultivos, con cultivos de cobertura todo el año, abonos verdes; a partir de le ecofisiología y biología de los suelos. Rotación de gramíneas (incorporando C y MO), leguminosas (incorporando nitrógeno), y crucíferas por penetración de raíz (las Brassicas, nabo, mostaza, nabo forrajero).

Modelos de producción a escala masiva

Los Modelos tenderán a ser Mixtos, con base en producción sustentable a partir de un Boom ganadero. Una nueva ganadería con alimentación de precisión; del mejoramiento genético por selección, a DEPs (Diferencias esperadas de progenie), y Genómica de bajo costo. La Ganadería Regenerativa del sudafricano Allan Savory, y una visión holística o sistémica que engloba: suelo, ambiente, pastos, animales, manejo y el hombre como protagonista del sistema integrado. La gran importancia de la captura y medición de C, con reducción de emisiones de gases invernadero, premios por captura, y un posicionamiento mundial de país moderno.

Llega el capítulo de Bioeconomía: biomateriales, bioenergía, biocombustibles, biogás, bioplásticos, biomasa y nuevos materiales. Siguiendo la filosofía sustentable de la Economía circular. También la Mecanización inteligente cibernetizada, a partir de sensores, autorregulación, autoguías (además de conducir, girar en cabeceras), máquinas robots, maquinaria autónoma, procesamiento de datos. Sensores para control de malezas en tiempo real, variaciones del suelo en la siembra.

Industrializando la Ruralidad

El campo con un -segundo piso- agregando valor; con modelos de agricultura de precisión y también de AC (agricultura certificada sobre bases del modelo Aapresid). La industria de conocimiento, de servicios, de valor agregado, de agroturismo, de hotelería, y platos gourmet. El campo multidisciplinario. Las nuevas sociedades basadas en la Ruralidad, volver a los pueblos reconvertidos en ciudades inteligentes, con muy buen standard de vida sana.
Argentina al igual que Australia o Nueva Zelanda, tiene un futuro marcado y una gran productividad actual y potencial en el campo y la agroindustria. Ya lo dijo el autor Michael Porter en sus trabajos de Ventajas Competitivas “trabajar muy bien en lo que se sabe, produciendo a los mejores costos, y vendiendo a los mejores precios a partir de la diferenciación”.

Esta Tercera Revolución Agropecuaria es campo + creatividad con mente abierta + emprendimientos + agroindustrias actuales potenciadas + muchas nuevas + jóvenes altamente motivados. Es animarse y ser artífices de nuestro propio destino, entusiasmados y entusiasmando a otros a crear algo nuevo. Si lo hacemos bien…, el futuro está asegurado!