REVISTA BIMESTRAL
AGOSTO - SEPTIEMBRE 2017 I NUMERO 151
CARBOHIDRATOS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Desarrollo de germoplasma y cultivares comerciales de cereales de verano

 
.
   
Lic. (M.Sc.) José L. Colazo
Coordinador interino PE 1127043.
INTA - Programa Nacional de Cereales y Oleaginosas
 
   

La misión del INTA es impulsar la innovación y contribuir al desarrollo sostenible de un sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial competitivo, inclusivo, equitativo y cuidadoso del ambiente a través de la investigación, la extensión, el desarrollo de tecnologías. Una de las herramientas que posee para llevarla a cabo son los programas nacionales organizados por especialidades con las intenciones de abordar las demandas del sector.

 
   

El proyecto específico “Desarrollo de germoplasma y cultivares comerciales de cereales de verano” está enmarcado en el programa nacional de cereales y oleaginosas teniendo como objetivo la generación de cultivares de arroz, sorgo y maíz de alta productividad y calidad diferenciada, adaptados a distintos ambientes, que permitan mejorar la competitividad y sustentabilidad de la producción. El proyecto dio inicio en 2013 por un lapso de 6 años y está organizado por módulos conducidos por referentes de cada cultivo, con la participación de equipos interdisciplinarios formados por agentes de INTA y otras instituciones públicas a nivel nacional.

Arroz

En Arroz, cabe destacar el trabajo del equipo de Mejoramiento Genético de Arroz de la EEA INTA Concepción del Uruguay, liderado por el Dr. Alberto Livore, coordinador del módulo Arroz. La continuidad en las actividades de excelencia que desarrolla este equipo con metodologías de vanguardia ha logrado responder a las demandas actuales del mercado nacional e internacional. La generación de variedades tipo largo fino como CAMBA INTA, PUITA INTA CL y GURI INTA CL ha posicionado al arroz argentino como un germoplasma de altísima calidad con excelentes rendimientos en el mundo. El módulo arroz tiene como objetivo la generación de materiales que superen los rendimientos actuales través del cambio en la arquitectura de la planta, la incorporación de tolerancia a frío, tolerancia a arsénico, la incorporación de resistencia a enfermedades y la generación de líneas denominadas especiales por su calidad diferenciada.

 
   

En el último día de campo de arroz en Concepción del Uruguay, el grupo de mejoramiento presentó una nueva tecnología denominada Sur. La misma fue diseñada para utilizarse en rotación con otras tecnologías para un sistema sustentable y más efectivo en el control de malezas resistentes mediante la aplicación alternada de herbicidas de diferentes modos de acción. En el programa ya se cuentan con líneas de alta productiva, excelente calidad, resistencia a frio y enfermedades. También se presentaron las líneas largo fino “MEMBI PORA”, la doble carolina “KIRA” con grano doble ancho destinada para guisos; supera a las actuales variedades de este tipo por ser muy resistente al vuelco, un corto japonés “KOSHIINTA” para platos como el sushi o sashimi, la arborio “ARBORINTA” con un grano grande, ancho, gordo para platos como el risotto y la aromática “INTAMATI”, un arroz aromático que tiene olor similar al pochoclo y que durante la cocción se alargan de dos a tres veces del tamaño original. Es de destacar que la Genética desarrollada por este equipo de trabajo se transfiere no sólo a nivel nacional sino también internacional, generando regalías de importancia para el funcionamiento institucional y, posicionando al INTA en el mundo.

Sorgo

El cultivo de sorgo constituye un factor estratégico de la agricultura sustentable ,ya que propende a conservar los recursos productivos, en un marco de sistemas de producción económicamente competitivos y rentables preservando el ambiente, y respondiendo asi, a los requerimientos social. El módulo sorgo tiene base en el INTA Manfredi, siendo coordinado por la Dra Laura Giorda. Del mismo, participan investigadores de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Chaco y Formosa.

 
   

El programa de mejoramiento genético del INTA Manfredi cuenta con germoplasma base que permite el proceso continuo de generación de cultivares mediante tecnologías convencionales y biotecnológicas desarrollando líneas, variedades e híbridos de sorgo granífero, forrajero, escobero y para bioenergía (bioetanol y biogás) de alta productividad y calidad con tolerancia a las principales enfermedades, estrés hídrico y suelos salinos. En el mes de Mayo, durante una visita de estudiantes de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto al criadero, la Dra. Giorda presentó nuevos desarrollos en líneas y variedades sudan común y nervadura marrón (bmr) de mayor digestibilidad y con azúcar en tallo, de utilización en pastoreo directo y rollos. Estas variedades se usan de manera directa, o como parentales en híbridos forrajeros. En cuestiones de investigación cabe destacarse la integración de nuevas disciplinas para el desarrollo de germoplasma.

El equipo de Manfredi ha trabajado a la par con el equipo de biotecnología del INTA Marcos Juarez para el desarrollo de poblaciones mutantes donde se han seleccionado plantas con tolerancia a suelos salinos con muy buenos resultados. Esto permitiría la recuperación de regiones edafoclimáticas más marginales.
Actualmente, se encuentra en proceso de registro para 2017: un híbrido forrajero bmr para pastoreo directo, de alta productividad y digestibilidad, dos híbridos graníferos, uno blanco sin taninos condensados y un doble propósito bmr de alta productividad y digestibilidad; un híbrido para silaje; tres nuevas variedades de sorgo, una de las cuales con tolerancia a suelos salinos y tres líneas/variedades tipo sudan con y sin nervadura marrón.

Maíz

El caso del maíz se presenta como uno de los más exitosos de la agricultura argentina de las últimas décadas. Ello se ha sustentado en logros del mejoramiento genético complementado por la biotecnología y la rápida adopción de esta tecnología de insumo y de procesos como la siembra directa y prácticas de manejo. Para la economía nacional constituye uno de los rubros productivos más importantes, y su trama productiva e industrial asociada genera valor agregado, empleo y riqueza nacional. En cuanto a las actividades que el INTA desarrolla a nivel de mejoramiento de maíz, las mismas tienen lugar en la región Subtropical (EEA Cerro Azul y IIACS de Tucumán), en la región templada (EEA Pergamino - sede del módulo) y grupos de apoyo de INTA Castelar (Buenos Aires). El módulo maíz está coordinado por el Ing. Agr. Roberto Lorea y el trabajo se concentra en el desarrollo de nuevos materiales con alta capacidad productiva, tolerancia a estreses (abióticos y bióticos) y de calidad diferenciada con valor agregado.

 
   

Se está estudiando la introgresión de poblaciones nativas argentinas y germoplasma exótico como fuente de nuevos alelos útiles para ampliar la base genética del maíz Flint y Pisingallo, para caracteres como precocidad, tolerancia a suelos ácidos y bajo contenido en fosforo y eficiencia en el uso de nitrógeno. Existen numerosas líneas de investigación en el desarrollo de líneas resistentes a Fusarium verticilliodes, graminearum, Puccinia sorghi y Exserohilum turcicum entre otros patógenos.

También se ha abordado la resistencia a factores bióticos en líneas de investigación a estrés hídrico, a baja y altas temperatura y la eficiencia en la captación de luz. En la generación de maíz con características de calidad diferenciada que permiten el agregado de valor se han desarrollado líneas de maíces blanco duro (molinería), líneas con un perfil de ácidos grasos diferenciada (50-65% de ácido oléico), maíces con almidón modificado, líneas e híbridos de Pisingallo, variedades y líneas de maíz Cuarentín, y líneas de maíces QPM (con alto contenido de triptófano y serina).

A partir de la ley 26.093 la producción de bioetanol es una realidad en Argentina (el 30% de los biocombustible generados a partir de bioetanol proceden del maíz) desde el INTA Pergamino se ha estudiado la variabilidad genética de híbridos para la producción de etanol y se están estudiando los factores que afectan el rendimiento de etanol por kilo de grano. Por último, el INTA cuenta con numerosas líneas de investigación en maíz asociadas a nuevos enfoques (biotecnología, modelos estadísticos, etc.) que potencian la ganancia genética lograda y generan información de utilidad regional e internacional.
Los resultados de estos módulos en investigación son presentados en diferentes jornadas, congresos nacionales e internacionales y desarrollo transferidos al sector por diferentes convenios de vinculación tecnologica asegurando la materia prima necesaria para contribuir el desarrollo del sector agropecuario, agroalimentario, agroindustrial argentino.