REVISTA BIMESTRAL
AGOSTO - SEPTIEMBRE 2017 I NUMERO 151
CARBOHIDRATOS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Cadena de Valor de Trigo Argentino

 
.
   
Ing. Agr. David Hughes
MN 00522 * 33 * 15
Presidente de Argentrigo
 
   

Argentrigo representa la cadena de valor del trigo de Argentina que nuclea a todos los eslabones de la producción agroindustrial, generando espacios de diálogo entre los diferentes actores con el objeto de articular intereses globales. El desafío es la búsqueda de soluciones óptimas para abordar los problemas que involucran a toda la cadena generando un equilibrio en los intereses de cada sector.

Actualmente los principales objetivos de Argentrigo son:
› Promover el desarrollo y la innovación científico-tecnológica reconociendo la propiedad intelectual.
› Impulsar el aumento y la diversificación de mercados, identificando las necesidades de la demanda.
› Mejorar el posicionamiento del trigo argentino en el mundo.
› Incorporar el cereal en la rotación de cultivos en pos de la sustentabilidad del sistema productivo.
› Apuntar al aumento de la productividad, sanidad, calidad e inocuidad del producto.
› Ser el medio de comunicación de la cadena.

En los últimos años la Cadena sufrió varios cambios en los sistemas de producción debido a las políticas comerciales que regían en nuestro país. El impacto de estas políticas negativas se vió reflejado en la producción de trigo, generando una variación en el manejo de los sistemas productivos, una merma en la cantidad de hectáreas sembradas, como así también una disminución en su contenido proteico, reduciendo en consecuencia la producción final. La eliminación de los Derechos de Exportación (retenciones) y las restricciones de exportación, generó un impacto positivo en toda la cadena de Trigo. Los productores aumentaron el área sembrada y mejoraron los planteos de producción, se registró un aumento en la superficie del 34% respecto a la campaña 2015 y actualmente se espera un incremento del 7,8% para la presente campaña 2017/18 (Gráfico 1).

 
   

El impacto se dio en todos los eslabones. Un trabajo realizado por el departamento Departamento de Estudios Económicos de Bolsa de Cereales de Buenos Aires permitió calcular un aumento del Producto Bruto de Trigo (PBT) del 100%.
La cadena generó una facturación total de U$S 3.823 millones, es decir 1.378 millones de dólares por encima de la campaña 2015/16, produjo un incremento del PBT y duplicó su participación en el Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina (Gráfico 2).

 
   

Este aumento se vio reflejado en un aumento de la facturación total (71%), de la producción, la exportación y en la recaudación impositiva que creció un 27% (Gráfico 3).

 
   

Estos datos demuestran que la producción responde a incentivos. Y a pesar de que el Estado dejó de percibir los Derechos de Exportación, la recaudación por mayor producción y mayor movimiento económico superaron en un 27% la recaudación del ciclo anterior. De esta manera se demostró el beneficio no sólo para los actores de la cadena sino también para el Estado y la sociedad.
Las perspectivas de mercado son positivas para la cadena debido a la oferta estimada del próximo ciclo, que pareciera que será menor a la actual y con problemas de calidad. Estimaciones de la siembra en Brasil muestran una caída en la superficie a sembrar entre un 10 y un 20% menor a esta última campaña. Este crecimiento genera nuevos desafíos para los productores, ya que en la última campaña mejoraron la calidad y los rendimientos finales, lo que significa que deberán continuar trabajando de esta manera, siguiendo los requerimientos de calidad del mercado, buscando un piso de 10,5% de proteína.

Es así que incorporar programas de calidad en pos de incrementar la calidad del trigo argentino, permitirá acceder a más y mejores mercados. La molinería y la exportación así como la segunda industrialización se han fijado objetivos para mejorar e incrementar las exportaciones. Es fundamental lograr el reconocimiento de la propiedad intelectual que permita acceder a nuevas y mejores tecnologías para poder mantener e incrementar nuestra competitividad. A través de un programa retribuido correctamente nuestro país podrá obtener variedades que permitan a los productores mejorar su competitividad. Los integrantes de la cadena han respondido positivamente a las nuevas políticas y seguirán trabajando en pos de generar mayor riqueza para nuestro país y la cadena.