REVISTA BIMESTRAL
OCTUBRE - NOVIEMBRE 2017 I NUMERO 152
ACEITES Y FIBRAS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Lana
el oro blanco de la Patagonia

 
.
   
Ing. Agr. Sergio Osvaldo Pena
M.N. 11227*11*01
Director EEA Santa Cruz - INTA -Patagonia Sur. Delegado CPIA - Patagonia Austral.
 
   

La fibra de lana, icono de la Patagonia, fue en su momento de esplendor una importante fuente de riquezas que se derramaba sobre aquellos que conformaban el entramado sectorial que se iniciaba en el campo y terminaba en las barcos o en las prendas que la industria local sabía concebir, para venderse a lo largo y ancho del país.

 
   

Biblioteca Digital Trapalanda de la Biblioteca Nacional. Autor: Federico Kolmahn, década de 1930.-

 

 

 

 

Desde aquellos años donde se compraba a los productores en base a medidas subjetivas, hasta el día de hoy, donde se utilizan medidas de laboratorios especiales, han sucedido un montón de eventos donde fue perdiendo la importancia relativa por volumen y paso de ser un commodity a un speciality, llevándose en el camino numerosos establecimientos ganaderos, barracas e industrias.
La producción mundial de fibra de lana ha descendido notablemente y nuestro país no es la excepción. De aquellos 180.000 ton que se producían en la década del 60, desde La Quiaca a Tierra del Fuego, a las escasas 42.000 ton de estos últimos años, muestran claramente todo lo que ha quedado en el camino. La producción mundial tiene en Australia, China y Nueva Zelandia concentrada el 47,4 %. Nuestro país sólo produce el 2,2 %, según datos del año 2015 IWTO.
Nuestras lanas se exportan en un 95 % y su mayor parte con algún grado de procesamiento, el 52,5 % sale como lana Peinada, el 5,5 % como lana Lavada, un 7,3 % como subproductos industriales y el 34,7 % como lana Sucia para ser procesada en otros países.

Producción mundial de lana por país

De todas maneras sigue siendo una fibra emblemática y ha avanzado al ritmo propio de la tecnología. Esto significa que hoy ya es posible usar prendas de lana de "primera piel", impensado décadas atrás. Esta tecnología propone hoy a los diseñadores, trabajar con telas que son suaves, livianas, lavables, sustentables, entre otras virtudes propias y adquiridas mediante la innovación constante de la industria. Todo esto es posible ya que es una fibra de características especiales a saber: › Propiedades físicas: flexibilidad, elasticidad, higroscopicidad, conductividad térmica, capacidad de filatura y afieltrado. › Propiedades químicas: resistencia a la combustión, a los ácidos, sensibilidad a los álcalis y a la temperatura En uno de los últimos congresos realizados por la IWTO se planteó la necesidad de construir una nueva estrategia de marketing, más orientada a la mejora de la materia prima, desde el punto de vista de la sustentabilidad, la ecología, la biodiversidad, la trazabilidad y la salud, es decir, que se centre en el potencial de diferenciación que tiene la lana en comparación con otras fibras (actualmente el mayor interés en cuanto a los tipos de lanas demandadas, se ha concentrado en lanas de 19 a 23 micrones).

 
   

La cadena se conforma con un universo de productores muy amplio, desde pequeños productores minifundistas hasta los grandes establecimientos que cubren el territorio patagónico, principalmente. Las provincias de Chubut (34%) y Santa Cruz (17%) son los principales territorios, donde aún hoy, la producción ovina ocupa un sitial de privilegio dentro del sector agropecuario. En algún artículo anterior hemos dado cuenta de la agroindustria que se desarrolla detrás de la fibra de lana, hoy trataremos de ahondar en la innovación que se ha usado para dar confianza en este producto que cuenta con estándares de producción y control específicos. Desde la producción primaria, podemos hablar de toda la tecnología aplicada para producir más y mejor lana, de determinadas características, logradas en base a la introducción de Genetica con programas específicos como el PROVINO, que es el servicio nacional de evaluación genética de reproductores ovinos basado en registros de producción y análisis de muestras de lana. "Provino" nació en 1991 con la firma de un convenio entre el INTA y 6 Asociaciones de Criadores de Ovinos que acordaron sobre la utilidad del uso de mediciones en la evaluación de reproductores. Programas de Mejora que se siguen con las Asociaciones de Criadores de las distintas razas.
De estos animales se obtiene una fibra de calidad que se cuida desde la esquila, donde se controlan los estándares del proceso a través del PROLANA, un programa diseñado para cuidar la obtención del producto desde los corrales hasta la industria. La base de este programa es la obtención de lana de calidad mediante el uso de tres pilares que son: La esquila suelta (Tally Hi), el Acondicionamiento de lanas y el Envasado en material no contaminante. Hoy se está sumando como nueva base, el Bienestar Animal, fundamental para acceder a mercados exigentes.
Este Programa, que supo certificar bajo norma ISO 9000, tuvo un sitial de privilegio en el aseguramiento de la calidad de la producción nacional de lanas, hecho que le valió distinciones internacionales. Posteriormente se realizan en Laboratorios de Lanas habilitados el análisis de las principales características a tener en cuenta para la procesabilidad de la misma y dar seguridad a la comercialización entre las partes.

 
   

Y cuáles son esos parámetros que se analizan para dar esa tranquilidad que se necesita al momento de salir a vender? Bien el análisis, CORE TEST, indica: rendimiento de esa lana, al lavado y al peinado y su finura, medida en micrones, que es quizás uno de los atributos principales al momento de comercializar. Además se miden los porcentajes de materia vegetal para conocer el grado de contaminación que posee el material en sucio.
Otras mediciones que hoy se están llevando adelante y que denominamos "Mediciones Adicionales", tienen que ver con otros atributos centrales para la industrialización, éstos son el largo de la mecha y la resistencia de la misma.
Los laboratorios de Argentina (INTA e INTI), de Uruguay (LATU, Lanas Trinidad) y Nueva Zelanda (SGS), coordinado por el Laboratorio de Fibras Textiles del INTA Bariloche, conforman la red RELATEX, que ha puesto en marcha una moderna plataforma digital que permite monitorear y evaluar la performance de los equipos de medición de sus miembros.
Estos laboratorios participantes analizan el 12% de la lana producida en el mundo, equivalente a 140 millones de kg de lana sucia. Son reconocidos mundialmente por su calidad técnica en metrología de lana y otras fibras textiles animales. Todas estas mediciones se certifican en estos laboratorios que se encuentran chequeados y aprobados por una organización internacional, IWTO, que asegura que las mediciones de lanas en Argentina se corresponden con las mediciones realizadas en Australia o Inglaterra. Los participantes del grupo comparten numerosas actividades, lo que les permitió poner en marcha comparaciones interlaboratorios y mantener acreditaciones de normas ISO 17025 con Licencias de la IWTO (International Wool Textile Organization) para la emisión de certificados de calidad de lana de validez internacional.
Cuando tenemos los resultados del laboratorio, ya podemos ofrecerla a un potencial comprador y como sabemos los parámetros de nuestro lote, podemos consultar al SIPyM, "Sistema de Información de Precios y Mercados" que nos da una referencia del precio que nos deberían ofrecer por un lote de las características del nuestro. Este sistema se basa en la información diaria de los precios en Australia, formador de precios, recibida y procesada mediante un sistema de cálculos que permite "llevar a precio local" aquellos precios originados en los mercados australianos para similares características de la fibra. Este dato no es menor a la hora de consultar el precio local y poder hacer una operación. La referencia que otorga el SIPyM ha dado mucha transparencia al mercado, permitiendo defender el producto, sobre todo a pequeños y medianos productores.
Si además estamos en el negocio y queremos saber cómo ve la situación el sector privado, tenemos los datos estadísticos que elabora la Federación Lanera Argentina (FLA) y para profundizar y tener una visión mundial podemos consultar a la International Wool Textile Organization (IWTO), de la cual es parte la FLA.
Resumiendo tenemos un producto noble, que hoy, se encuentra en un momento de precios internacionales que ha repuntado y que permite pensar en seguir produciendo ya que tenemos una batería de mejoras tecnológicas que nos ponen en buena situación de competencia ante países vecinos productores como Uruguay, Chile y Brasil. Como estamos describiendo, detrás de una buena prenda de pura lana, hay toda una estructura que está avanzando para que siga produciéndose esta noble fibra.