REVISTA BIMESTRAL
ABRIL - MAYO 2018 I NUMERO 155
BIO & NANO TECNOLOGIA
» Comisiones
» Capacitaciones

 

La granja
farmacéutica

 
.
   
Dra. Lorena Ogas
M.N. 001 * 79 * 90
Profesora Biotecnología Farmaceútica, Universidad Maimónides
 
   


La producción de medicamentos en animales transgénicos es una realidad presente en las farmacias de muchos países del mundo. Hasta el momento existen tres productos comercializados en Europa y Estados Unidos; se trata de productos de biotecnología animal, con aplicaciones específicas en medicina y obtenidos a un coste de producción mucho menor que los sistemas tradicionales.
La primer aprobación de comercialización fue en el año 2006 para la venta de antitrombina recombinante, utilizada en el tratamiento de pacientes con deficiencia congénita de antitrombina y producido en la leche de cabras transgénicas. Luego en el año 2010 siguió una proteína inhibidora de la estearasa para el tratamiento del angioedema hereditario y producida en leche de conejos transgénicos.

 
   

Estos sistemas permiten que la proteína de interés clínico se exprese en las glándulas mamarias del animal transgénico y sea secretada en la leche. La purificación de proteínas desde leche es muy sencilla, se deben eliminar las grasas y las proteínas propias de la leche para obtener rápidamente un producto puro. En el suero resultante se pueden obtener rendimientos superiores 1g/L de la proteína de interés. La última aprobación ocurrió en 2015 y el producto corresponde a la sebelipasa alfa para el tratamiento de una enfermedad que afecta a niños y adultos llamada deficiencia lipasa acida lisosomal. En este caso la producción se da en la clara de huevos de gallinas genéticamente modificadas. Una de las ventajas de este sistema es la ausencia de proteasas en la clara de huevo que evita la degradación del producto farmacéutico. Pero quizás la ventaja más importante es la facilidad para escalar la producción aumentando solamente el número de ponedoras.

Selección del tipo de animal transgénico

Para elegir el animal transgénico productor se deben tener en cuenta varios elementos: el periodo de gestación del animal, el número de crías que suele tener, el tiempo que tardan en producir leche o huevos y la producción por animal. Así por ejemplo, la vaca es el animal que mayor cantidad de leche produce, pero también es el que menor número de crías tiene y más tiempo tarda en alcanzar la madurez productora. En cambio otros animales como la cabra o el cerdo, producen menos leche pero tienen más crías y alcanzan antes la madurez productora.

Se debe encontrar una solución de compromiso entre la demanda de la proteína producida, el número de animales que se necesitan, y el costo que supone producir los animales transgénicos.

Las desventajas de la producción en animales transgénicos

Los temas regulatorios para llegar a la aprobación son muchos y no sólo involucran a los entes responsables del control de medicamentos, sino que incluyen también a los organismos responsables de producción animal o generación de transgénicos. Además debido al origen animal de estos medicamentos, es necesario tener en cuenta las posibles reacciones alérgicas de hipersensibilidad que existan a cabras o leche de cabra, a conejos o leche de conejas o al huevo o sus derivados.

Situación en Argentina

Si bien ninguno de los productos descriptos anteriormente está disponible en las farmacias en Argentina, los laboratorios locales están trabajando en este tema. En el país, el laboratorio Biosidus es pionero en la producción de proteínas recombinantes en animales transgénicos, mediante el desarrollo de una plataforma tecnológica patentada para la generación de bovinos genéticamente modificados por técnicas de clonación. El primer logro en su Proyecto Tambo Farmacéutico fue la producción de hormona de crecimiento humana recombinante en leche de vacas transgénicas. A la fecha se ha completado los estudios de bioequivalencia y se proyectan ensayos clínicos;con estos resultados se espera lograr la aprobación por ANMAT para empezar a comercializar el producto en el país.

Otro logro muy importante pero desde el área estatal (INTA y USAM), fue la obtención del primer clon bovino bitransgénico, primer animal bitransgénico en el país y también el primero en el mundo. Este animal produce leche suplementada con las proteínas lisozima y lactoferrina humanas que revisten una alta importancia para la nutrición de los lactantes. Con este importante avance, la leche que produzca la ternera en su vida adulta se asemejará a la leche humana, ya que la leche de vaca casi no contiene lisozima y la actividad de la lactoferrina es específica de cada especie.

El futuro

Varios nuevos productos están en la etapa de fases clínicas tempranas y se proyecta que alcancen el mercado en los próximos 5 años o quizás menos. Los organismos reguladores ya han desarrollado las guías para la aprobación de esta nueva categoría de productos lo cual llevaría a una reducción significativa en los tiempos de aprobación. Nuestro país está entre los pioneros en la adopción de diferentes biotecnologías. Esperamos que en este área podamos generar nuevos desarrollos que nos permitan potenciar el rol de liderazgo de la Argentina en biotecnología a nivel regional.