REVISTA BIMESTRAL
JUNIO - JULIO 2018 I NUMERO 156
BUENAS PRACTICAS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Buenas Prácticas
GANADERAS

 
.
   
 
.
   
Med.Vet. Eduardo González Ruiz
Gerente Cámara de Frigoríficos Ovinos de la Patagonia (CAFROPAT).

Ing. Agr. Sergio Pena
MN 11227 * 11 * 01
Director. Estación Experimental Agropecuaria INTA Santa Cruz
 
   


Las Buenas Prácticas Ganaderas (BPG) representan la forma más segura e inteligente de hacer ganadería en el siglo XXI. Mucho ha contribuido el avance de la tecnología y de la inteligencia artificial (IA), así como de la agricultura de precisión. Si bien, las BPG no han llegado al nivel del desarrollo tecnológico de la agricultura, van camino a ser su excelente compañera. Es importante señalar, que nos referiremos más adelante a la BPG para la producción de carne vacuna, ya que también se hallan las BPG´s para hacienda de tambo, así como otras explotaciones ganaderas de especies de abasto, desde porcinos y aves a conejos y especies silvestre bajo explotación ganadera, como el ciervo colorado (Cervus elaphus).

También es necesario aclarar que los temas señalados, debido al espacio limitante que obviamente existe para este artículo, no podrán ser tratados en profundidad.

¿Por qué implementar Buenas Prácticas Ganaderas?

Es la intención de los autores, que sean tomados en cuenta en las explotaciones ganaderas. Esto lo consideramos importante, teniendo en cuenta que los mercados internacionales, cada día exigen mayores precisiones sobre diversos aspectos, como por ejemplo el bienestar animal (BA), la resistencia a los antibióticos (AMR), los gases de efecto invernadero (GEI), y los residuos de medicamentos veterinarios (LMR´s). Estos temas, que los países compradores dan cada vez más importancia, se están instalando, también, en nuestra sociedad.

Recientemente, las autoridades sanitarias de Dinamarca han establecido la obligación de etiquetar todos los envases de carne, que hayan sido producidos e industrializados con los principios del Bienestar Animal.
Esto es sólo el principio, ya que se irán sumando otros países de la Unión Europea (UE), donde su lema para tener una "política de seguridad alimentaria" incorpora nuevas condiciones y exigencias. Estas se deben a los reclamos de los consumidores, principalmente, que exigen a sus respectivas autoridades las medidas que se van implementando. Posteriormente, estas exigencias son trasladadas a terceros países que exportan a la UE. Por esta razón, las formas de producción, transporte e industrialización, han pasado a tener tanta gravitación en el comercio mundial. Recientemente, Australia ha perdido el 50 % de su mercado de ovinos en pie a Medio Oriente, debido a la presión de las ONG´s proteccionistas que han influenciado sobre la opinión pública y las autoridades.

Las BPG´s no son cuestiones de segundo orden, sino que se han transformado en determinantes al momento de discutir Tratados de Libre Comercio o Protocolos con las autoridades sanitarias de los países compradores. En nuestro país el SENASA entre sus ejes estratégicos establece que: "La proteccion de la Salud Pública demanda la atención de dos pilares fundamentales:
› el control de la Inocuidad de los Alimentos mediante el seguimiento y fiscalización de los diferentes actores y la promoción de las Buenas Prácticas, la Estandarización de Procedimientos y la adopción de Sistemas de Control basados en el Riesgo y
› el trabajo preventivo y proactivo en relación a ZOONOSIS por vectores o por los alimentos".

Breve definición de BPG

Las podemos definir como el conjunto de mecanismos, condiciones y controles que se implementan en una explotación ganadera, que determinan la higiene, inocuidad y calidad de la producción y que comprenden una serie de requisitos metodológicos determinados previamente y sistémicamente para ese objetivo.

Como premisa principal, se debe considerar la sustentabilidad de la explotación ganadera, la que determinará su nivel a futuro. Esta sustentabilidad se halla determinada por el proyecto económico de producción, relación con los mercados, determinación de las facilidades territoriales y estructurales disponibles, así como del entrenamiento del personal y los profesionales que trabajan en él.

Como si fuera un sistema de producción industrial con aplicación de un sistema de calidad, las BPG comienzan con cuestiones elementales como:
1. Ubicación de la explotación ganadera.
2. Tipo de Accesos.
3. Instalaciones disponibles para la actividad.
4. Registro de los animales en explotación-Trazabilidad.
5. Programa de Bioseguridad.
6. Programa Sanitario en desarrollo.
7. Personal.
8. Tecnología (Genómica, manejo de macrodatos o big data, e inteligencia artificial -IA).
9. Disponibilidad de Agua y su uso.
10. Calidad y Depósito de Alimentos.
11. Control de Plagas.
12. Control de predadores (perros cimarrones, zorros, pumas, etc.).
13. Posible acceso de otras especies domésticas y silvestres.
14. Medicamentos y su forma de uso.
15. Efluentes y residuos sólidos.
16. Bienestar Animal.
17. Planillas de Controles y archivo de documentación oficial.
18. Resultados de Auditorías de empresas de Control de Calidad.


1.-Ubicación de la explotación ganadera. Las explotaciones ganaderas deben hallarse ubicadas en lugares que no sean inundables, lejos de depósitos de residuos domésticos o industriales, de asientos de industrias contaminantes, de viviendas o poblaciones, etc., en lugares que minimicen las posibles contaminaciones o condiciones adversas para los animales.

2.-Tipo de Accesos. Los tipos de accesos serán lo mejor que se pueda lograr, si se logra asfalto o pavimento será mejor, sino que sean al menos transitables, incluso después de una lluvia.

3.-Instalaciones disponibles para la actividad. Contar con tranqueras, corrales, mangas, sujetadores, silos, tanques de reserva de agua, comodidades y servicios para el personal, galpones para depósito de alimentos y su preparación, laboratorio con instrumental mínimo para manejo del material de inseminación, pruebas diagnósticas, etc.

4.-Registro de los animales en explotación-Trazabilidad. Registro de los animales, además de ser una base excelente para el manejo de los mismos, es obligatorio, normado por las autoridades sanitarias de países productores y exigido por los países importadores de ganado en pie y de carne y subproductos. Su contribución al manejo del ganado es invalorable y permite un manejo inteligente de la hacienda.

5.- Programa de Bioseguridad. La bioseguridad puede ser definida como, el conjunto de medidas, reglas estrictas y equipamiento en el establecimiento, que impide la contaminación externa de agentes infecciosos o parasitarios.

6.- Programa Sanitario en desarrollo. En necesario contar con un veterinario que desarrolle un Programa que garantice la sanidad del ganado. El Programa preventivo, con el calendario de las vacunaciones de rutina y las medidas a adoptarse en caso de imprevistos. Esta vigilancia debe ser programada y es necesario que se visite el establecimiento varias veces en el año. Se debe tener en cuenta que cada enfermedad tiene su propio cuadro de prevención, según la edad, el sexo de los animales y la región donde estén.

7.-Personal. La capacitación del personal, sea profesional o paratécnico, es una buena práctica, que evita mayores males, en caso de urgencias y en la rutina del trabajo diario, evitando errores, negligencias, olvidos y mala praxis. Los programas de entrenamiento deben ser permanentes y actualizados.

8.- Tecnología (Genómica, manejo de macrodatos o big data, e inteligencia artificial -IA). Para la implementación de este tipo de tecnología, se debe contar con instrumental y personal altamente calificado. Para el productor común, lejos de ella, se debe contar con el asesoramiento de instituciones como el INTA, INTI o Universidades que desarrollen programas de investigación. Las aplicaciones informáticas corrientes no son suficientes para acceder al manejo de esta magnitud de información. No obstante, sí pueden utilizarse otras fuentes de tecnología disponibles que sí se hallan disponibles como la robótica, que ya se utiliza en tambos y en feed lots, drones para monitoreo de pastoreo o vigilancia de potreros, sistemas de regulación de la ventilación en granjas avícolas y cunícolas, iluminación LED automatizada con cámaras, etc.

9.- Disponibilidad de Agua y su uso. La importancia del agua no la vamos a señalar aquí, pero sí, la de tener buena disponibilidad y que sea de buena calidad para uso del ganado. Hacer reservas constituye una medida preventiva en casos de escasez o de sequía, como la que se está sufriendo en algunas regiones del país actualmente.

10.- Calidad y Depósito de Alimentos. Los alimentos que se adquieran para el ganado, sean rollos, fardos grandes, chicos, o granos deben ser de la mayor calidad posible y, dentro de los precios del mercado. En caso de granos, es conveniente el acopio en silos que permite una administración mejor de los mismos.

11.- Control de Plagas. Conjuntamente con el manejo de los alimentos, se debe contar con un Programa de Control de Plagas, para evitar la contaminación de los mismos por roedores e insectos. Es común, que se incluya en el Programa de Bioseguridad del Establecimiento.

12.- Control de predadores (perros cimarrones, zorros, pumas, etc.). Fuera de las especies silvestres que requieren otro tipo de control, los perros cimarrones se han convertido en un problema no solo en el país sino también lo son en Australia, Reino Unido, España, etc. Es un tema que debe ser abordado por las máximas autoridades provinciales y nacionales. Respecto a los controles de predadores de fauna silvestre, se deben coordinar las acciones con las autoridades de fauna de cada jurisdicción.

13.- Posible acceso de otras especies domésticas y silvestres. El control de acceso de especies domésticas y silvestres, también debe formar parte del Programa de Bioseguridad.

14.- Medicamentos y su forma de uso. Se debe llevar un registro de los medicamentos veterinarios que se utilicen, el detalle de su dosificación y bien señalado el período de retiro del mismo. Cabe señalar que España ha establecido que los veterinarios deben indicar a las autoridades sanitarias, la administración de antibióticos, como forma de controlar la AMR.

15.- Efluentes y residuos sólidos. En varias explotaciones, han sido un serio problema, el tratamiento de efluentes y residuos sólidos de un establecimiento ganadero. Es conveniente compostar los residuos que lo permitan y con el resto se dispondrán de la forma más conveniente e incluso coordinar su disposición con las autoridades municipales. Respecto a los efluentes, el tema es más complejo, dependiendo de la cantidad que se generen diariamente. Afortunadamente es un tema ya muy estudiado, existiendo soluciones para implementar.

16.- Bienestar Animal. El bienestar animal ya no es un tema en mano de entidades proteccionistas de los animales, sino que forman parte de las exigencias de los países compradores de carne. La Unión Europea posee un Reglamento del año 2009, el N° 1099, en el que ha establecido las condiciones para el transporte y los establecimientos de faena, que el organismo sanitario argentino (SENASA) ha adaptado a nuestro país.

17.-Planillas de Controles y archivo de documentación oficial. Es una buena práctica, el registro de todas las acciones que se realizan en un establecimiento ganadero, como forma de controlar las mismas y corregirlas, cuando sea necesario, incluso, ayuda a distribuir las responsabilidades.

18.-Resultados de Auditorías de empresas de Control de Calidad. También es otra buena práctica, hacer auditar el establecimiento por una agencia externa, como forma de saber si estamos efectuando correctamente el programa ganadero del establecimiento.

Como se observa en el listado, hay tareas sencillas y no tanto, todas apuntando a la mejora de la producción. Existe información disponible en diferentes manuales, aunque aún, para algunas especies la información no es fácil de conseguir.
También es importante adelantarse a las posibles demandas del mercado y trabajar sobre aquellas especies que no tienen un mercado desarrollado, pero están en camino de tenerlo: la fauna silvestre, yacarés, ñandúes, jabalíes, carpinchos y guanacos entre los más importantes.
Tareas que merecen la atención de un profesional, ya qué seguramente, obtendrá un beneficio más allá que el simple hecho de poner en marcha un sistema.