REVISTA BIMESTRAL
JUNIO - JULIO 2018 I NUMERO 156
BUENAS PRACTICAS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Buenas Practicas
FORESTALES

Comisión Forestal CPIA
 
   


La creciente preocupación social por el cuidado del medio ambiente, renueva el compromiso con la promoción del manejo forestal sustentable.
Las buenas prácticas, le permiten a la empresa forestal, desarrollar pautas ambientales correctas, hacer uso diversificado del monte y obtener buenos volúmenes y/o mejor calidad de madera. La madera podrá tener destino para triturar y pulpar en el mayor volumen posible, o para laminar y aserrar, con crecimientos uniformes y escasa o nula cantidad de nudos.

 
   

Las Buenas Prácticas Forestales se basan en:
› La utilización eficiente y racional de los recursos naturales como son el suelo el agua y la biodiversidad.
› Lograr la mayor captura posible de dióxido de carbono atmosférico.
› Minimizar el deterioro e impacto ambiental a través del manejo que permita mantener la productividad del sitio.
› Disminuir en la mayor medida posible el daño que se pueda ocasionar sobre la flora y la fauna local.
› La mayor reducción en lo que respecta al uso de agroquímicos, adoptando sistemas integrados de control de plagas, enfermedades y malezas.
› Disminuir impactos visuales respecto a la calidad del paisaje.
› Disminuir el uso de combustibles que generan emisión de gases de efecto invernadero y encarecen el costo de la energía.
› Tener una actitud responsable respecto a la salud y seguridad de los trabajadores al igual que en el aspecto social.
› Tener el compromiso social con las diferentes organizaciones que propenden a la sustentabilidad ambiental.
› Cumplir con normas nacionales e internacionales respecto a la gestión ambiental y con las legislaciones nacionales, provinciales y municipales.

En lo referente a este último punto es conveniente tener en cuenta normas tales como ISO, IRAM, FSC, EUREP-GAP entre las principales.

Respecto a la legislación en lo referente al área ambiental, tenemos:
› En el nivel nacional: 57 Leyes y 30 Decretos y Resoluciones.
› En el nivel provincial de Buenos Aires: 15 Leyes y 22 Decretos, Resoluciones y Disposiciones.
› En el caso de la Provincia de Corrientes tenemos 24 Leyes, Decretos y Reglamentaciones.
› En todos los casos se deben agregar las normativas de los municipios de cada provincia.

Recomendaciones respecto a la conservación de los recursos naturales

› Dar la importancia que corresponde a la conservación de los recursos naturales en todas las etapas de la actividad forestal.
› Agregar los conceptos de manejo del paisaje, de yacimientos paleontológicos y arqueológicos y de minerales al Plan de Gestión de la actividad de la empresa.
› Anteponer la prevención a la aplicación de medidas correctivas.
› Desarrollar en la empresa forestal el manejo de indicadores de riesgo para el monitoreo de los recursos naturales atento a las actividades que se ejecuten y los distintos tipos de ambientes.

Recurso Suelo

› El uso del suelo no debe comprometer la disponibilidad de nutrientes, la capacidad de infiltración, la retención de agua, la biodiversidad ni la integridad de los recursos hídricos.
› Desarrollar un control permanente a los efectos de conservar la calidad de los suelos en cada actividad del proceso forestal.
› Identificar los suelos según los ambientes, en sitios aptos, frágiles o los no aptos para la actividad forestal.
› Desestimar los sitios de baja productividad o por el valor ambiental.
› Desarrollar indicadores para el monitoreo de la conservación de suelos, atento a las actividades llevadas a cabo y los tipos de suelos presentes.
› Tener en cuenta acciones de mitigación en todas las actividades a efectos de minimizar los efectos negativos sobre el suelo.
› Llevar a cabo acciones correctivas o de mitigación ante procesos de degradación que atenten contra la integridad del sitio o del recurso hídrico.

Recurso Agua

› Conservar la calidad del agua y la biodiversidad de los ecosistemas acuáticos.
› Proteger los recursos hídricos en el desarrollo de las tareas forestales.
› Evitar las perturbaciones de suelos en las cercanías de los cursos de agua y áreas riparias, evitando el ingreso de productos químicos ú orgánicos.
› Adoptar medidas de corrección ante la ocurrencia de procesos de degradación del recurso.
› Controlar permanente y sistemáticamente las propiedades físico-químicas y los niveles de contaminación del agua.

Recurso Biodiversidad

› Mantener la diversidad biológica en todos sus aspectos, como aporte a la sustentabilidad de la producción forestal.
› Hacer uso conciente de los agroquímicos, basado en la correcta aplicación de criterios técnicos cumpliendo en el monitoreo previo de diagnostico y la optimización del uso eficiente de los productos, respetando estrictamente las dosis y formas de aplicación.
› Fomentar corredores biológicos que aseguren la continuidad física entre los ecosistemas.
› Desarrollar planes de manejo. a los efectos de conservar recursos de interés y evitar la presencia de especies invasoras o plagas.
› Desarrollar indicadores de biodiversidad biológica a efectos de monitorear la conservación del recurso.
› Determinar áreas de amortiguación entre ecosistemas y especies de interés y las plantaciones.

Recomendaciones sobre aspectos Sociales y Culturales

› Incorporar criterios sociales y culturales a la gestión de todas las etapas de la actividad forestal a efectos de generar beneficios para los empleados y las comunidades locales, favoreciendo la buena relación con las mismas.
› Mantener canales de comunicación con las partes interesadas o afectadas, para actuar en situaciones conflictivas.
› Que el bosque genere beneficios no sólo para la empresa sino también para las comunidades locales.

Capacitación

› Trabajar en el área de la capacitación del personal a los efectos de prepararlos para el desarrollo de las tareas, en lo que respecta a los trabajos específicos, en el conocimiento de los primeros auxilios ante accidentes, desarrollar capacidades en lo referente a la protección del medio ambiente y la prevención y combate de los incendios forestales.
› Organizar actividades de capacitación por parte de las empresas con la participación de entidades de formación a nivel regional, provincial o nacional.
› Que la capacitación genere beneficios directos a la empresa como así también a los empleados.

Seguridad

› La empresa debe desarrollar procedimientos de seguridad para la operación de equipos y maquinarias y el uso de elementos de protección personal en cada etapa de los trabajos forestales que en general conllevan altos riesgos. Concientizar sobre la importancia de la prevención de accidentes.
› Tener un plan de emergencia para actuar ante la ocurrencia de accidentes personales.
› Tener planes de prevención ante intoxicaciones con agroquímicos o ante accidentes en el combate contra incendios, para los que se debe proveer de los insumos enfrentar las situaciones antedichas.
› Deber de la empresa de cumplir todas las condiciones de empleo, conforme a las regulaciones nacionales y locales a efectos de brindar el bienestar en el desarrollo del trabajo.

Corrientes cuenta desde 2014 con una Guía de BPF, que tiene la virtud de haber sido discutida y consensuada por los distintos actores y estar adaptada a la realidad ambiental y social de la provincia.
Las BPMF están categorizadas en rojo, que son aquellas obligatorias por ley (normas legales nacionales, provinciales y/o municipales); amarillo, prácticas recomendadas y cuya implementación puede ser gradual; y verde: aquellas que serían exceptuadas en caso de que la Guía fuera auditada a campo.

Para el Sur del país, en el caso del noroeste de la Patagonia Andina -que alcanza a Neuquén, Río Negro y Chubut- también se cuenta con un Manual de BPM, aunque en este caso, las prácticas están enfocadas tanto a las forestaciones en secano de especies exóticas y como así también a nativas que se quieran promover con una finalidad productiva o por cuestiones de conservación; como puede ser la protección o restauración de zonas expuestas a la erosión o bien la conservación genética in situ o ex situ.

Caminos forestales.
Recomendaciones para el Diseño y Planeamiento


Buscar satisfacer distintos objetivos de manejo forestal a simplemente lograr el acceso a los rodales que serán intervenidos en el futuro. Numerosos caminos, poco articulados entre sí, tienen mayor impacto ambiental que una red bien diseñada.
› Para diseñar una nueva red de caminos tomar la existente como referencia inicial.
› Cuando fuera posible, ubicar los caminos en las líneas divisorias de aguas para no interferir con el drenaje.
› Ubicarlos a no menos de 30 metros de cursos y/o cuerpos de agua permanentes o transitorios.
› Tener en cuenta que los caminos pueden cumplir una función relevante en el control de incendios si son considerados parte de la red de cortafuegos.
› Identificar y evitar áreas de valor de protección y/o conservación de la fauna y la flora.
› En lo posible, los caminos deben seguir las curvas de nivel del terreno. La pendiente no debe ser mayor al 10 %.
› Numerosos cambios bruscos en la pendiente del camino causan menor erosión que los trayectos largos, rectos y de pendiente continua.
› Evitar la construcción de caminos en áreas de suelos o laderas inestables.
› Los cursos y cuerpos de agua deben cruzarse por puentes o consolidarse la sección del cauce que será transitada.
› La cantidad de alcantarillas y la medida de la sección individual de cada una de ellas deben ser acordes con los volúmenes esperados de agua a transportar.
› Tomar en cuenta y ajustarse a los costos de mantenimiento factibles de afrontar por la empresa o productor forestal en el futuro.
› Antes de comenzar las tareas, marcar en el terreno, y en toda su extensión, el lugar de paso del futuro camino.

Recomendaciones para la operación de caminos forestales

Establecer y ejecutar un plan periódico y básico de inspecciones. En particular, luego de la ocurrencia de fuertes lluvias. Verificar que: › Las alcantarillas se mantienen libres de obstáculos (palos, troncos, sedimentos, etcétera).
› No ocurran procesos erosivos significativos en sitios de mayor pendiente o desagües.
› Si ocurrieran procesos erosivos, estabilizar los horizontes minerales expuestos tan pronto como sea posible.

Recomendaciones para corta final

› Cualquiera fuera la tecnología y los métodos utilizados en la corta, planificar las actividades a ejecutar.
› Respetar en todo momento las medidas comprometidas de prevención de accidentes personales.
› Identificar y tomar medidas para proteger sitios o áreas con valor de conservación.
› No cortar a menos de 30 metros de cursos y/o cuerpos de agua permanentes o transitorias.
› Coordinar la corta con el aprovechamiento de productos no forestales, como hongos, frutos, entre otros.

Respecto de los patios de acopio

› Ubicar y diseñar los patios de acopio durante el planeamiento de la corta final.
› Minimizar el uso del suelo sin comprometer medidas de seguridad personal. Una superficie de no mucho más de 1.000 m2 puede ser razonable para la mayoría de las situaciones.
› Limitar el acceso de personal al área sólo a aquellos operarios cuya presencia es necesaria para las tareas
› Si fuera posible, los patios de acopio deben ser ubicados:
- en sitios con una leve pendiente, no mayor al 2 %.
- a no menos de 30 metros de cursos y/o cuerpos de agua permanentes o transitorios.
› Ubicarlos tan lejos como sea posible de cursos y cuerpos de agua permanentes o transitorios
› Deben tener un buen drenaje. Los canales de drenaje deben desagotar en la vegetación, no directamente en los cursos o cuerpos de agua.
› Tomar las medidas necesarias para minimizar el riesgo de pérdidas de combustibles y/o lubricantes durante la recarga o reparación de equipamiento.
› Rehabilitar el sitio una vez concluido su uso. Las prácticas pueden incluir el esparcimiento de restos de la corta o el paso del arado.

Material de consulta:
-Manual de Buenas Prácticas Forestales para la obtención de madera para usos múltiples en el Delta Inferior del Río Paraná. (E.E.A. INTA Delta del Paraná). (2005)
-Guía de Buenas Prácticas Forestales para la Provincia de Corrientes (AFoA, INTA, UNNE – FCA). (2015)
-Buenas Prácticas de Manejo de Plantaciones Forestales en el Noroeste de la Patagonia (Ministerio de Agroindustria de la Nación, INTA, CIEFAP, CORFONE, APN). (2014)
-Manual Básico de referencia de Buenas Prácticas Forestales (SAGPyA). (1997)
-Manual de Buenas Prácticas de la Actividad Forestal. – Superintendencia de Riesgos del Trabajo – Ministerio de Trabajo - Presidencia de la Nación. (2017).

 

 


 
   

Foto 3: Capacitación oral y escrita al inicio de la cosecha.

Específicamente en el eje temático del cuidado del trabajador, en el que me especializo, la inminente implementación de las BPA obligatorias para los cultivos hortícolas y frutícolas, ponen en relevancia la necesidad de insistir en el tema de la concientización respecto al uso responsable de los productos fitosanitarios, la capacitación sobre las medidas de prevención necesarias y el uso de los elementos de protección personal adecuados.

Este es un rol y un desafío importante del profesional Ingeniero agrónomo, de cara a la implementación de las BPA obligatorias, que se avecina.