REVISTA BIMESTRAL
JUNIO - JULIO 2018 I NUMERO 156
BUENAS PRACTICAS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Buenas Practicas
Agropecuarias (BPA)

 
.
   
Ing. Agr. Maria Fernanda Feiguin
Area de ambiente, unidad de investigación y desarrollo de Crea.
 
   


La creciente demanda a nivel mundial y nacional de asegurar la calidad de los alimentos y el cuidado ambiental exige a los países productores de materias primas y alimentos la implementación de normas, pautas y sistemas de aseguramiento de la calidad que permitan dar respuestas. El desarrollo de sistemas de aseguramiento de la calidad y mejora continua se ha dado mayormente en otras industrias y también en los eslabones más altos de la cadena de producción de alimentos, pero poco se ha desarrollado para la producción primaria y menos aún para la agricultura extensiva.

Las BPA "Consisten en la aplicación del conocimiento disponible a la utilización sostenible de los recursos naturales básicos para la producción, en forma benévola, de productos agrícolas alimentarios y no alimentarios inocuos y saludables, a la vez que se procuran la viabilidad económica y la estabilidad social" (FAO, 2004). Es decir las BPA comprenden prácticas que actúan sobre tres ámbitos: conservación y mejora de la calidad de la producción, conservación y uso sustentable de los recursos naturales y medioambiente y por último, el cuidado de las personas.

El movimiento CREA considera que las BPA deben estar basadas en:
› Sustentabilidad
› Visión sistémica
› Consenso

 
   

Las buenas prácticas deben apoyar la producción de alimentos realizado por empresas con una adecuada rentabilidad haciendo foco en el cuidado de los recursos naturales y el ambiente, generando así beneficios para la sociedad, sin afectar en el proceso a las personas involucradas en la producción así como las comunidades cercanas.

Es necesario tener una visión sistémica, identificar sistemas más amplios en donde la producción está actuando. Las buenas prácticas productivas deben estar basadas en conocimiento científico y estar consensuadas por el sector productivo. Es fundamental definir parámetros básicos de producción para todo tipo de productores.

La implementación de BPA es una herramienta que facilita la mejora continua de la actividad y la empresa. Esto mantenido en el tiempo permite a través de la detección de fallas mejorar los procesos, reducir pérdidas, mejorar la calidad y minimizar impactos sobre el ambiente y las personas.

Normas de producción y sistemas de certificación en BPA

Las BPA pueden estar enmarcadas bajo diferentes formatos como ser Normas legales (resoluciones de SENASA, Código Alimentario, entre otras), Manuales de BPA específicos para un determinado cultivo, o normas de adopción voluntaria que en este caso pueden ser Normas o Sistemas de Certificación. En todas sus formas el objetivo principal es la inocuidad de alimentos y la conservación de los recursos naturales.

Las normas legales establecen el marco legal y por ende son de carácter obligatorio y las empresas o productores deben cumplirlas para continuar en el proceso productivo. Las BPA no obligatorias, son abordadas dentro de manuales, normas/pautas voluntarias o sistemas de certificaciones. Las normas y sistemas de certificación se orientan a establecer lo que se debe hacer, sin necesariamente especificar la forma o método. Establecen el "QUE". Mientras que los manuales se orientan a detallar la forma o técnica, establecen el "COMO". En general los manuales de BPA se desarrollan de manera específica para una actividad o un cultivo (Manual de BPA de Arroz, Manual de BPA en Maní).

La aplicación de BPA, hasta el momento, es de libre opción, esto implica que si existe interés en aplicar BPA puede hacerse siguiendo pautas que se incorporan a los procesos de la empresa.
Las normas tienen por objetivo ser superadoras técnicamente de las leyes existentes y establecer estándares. En general existe una confusión entre Normas de adopción voluntaria y Sistemas de certificación, si bien son similares, tienen grandes diferencias.

Algunas diferencias entre ellas son: quien los desarrolla, costo, las auditorías externas y más específicamente, la estratificación u ordenamiento de los requisitos establecidos.

Iniciativas en el desarrollo de consensos en BPA en Argentina

En el país se están llevando adelante diferentes iniciativas para abordar de manera interinstitucional la temática BPA. Estas iniciativas tienen objetivos en común, por un lado, establecer acuerdos sobre las pautas mínimas de producción primaria en el país y por otro fomentar la implementación de BPA en productores.

› RedBPA: Esta iniciativa de la Bolsa de cereales de Buenos Aires en el año 2014. Ha logrado reunir a más de 55 entidades públicas y privadas representantes de los distintos sectores de la cadena de producción agrícola.

Como resultado del trabajo realizado se han elaborado tres documentos referenciales sobre BPA:
1. Directivas y requisitos para Cultivos Extensivos.
2. Directivas y requisitos para Cultivos Intensivos.
3. Recomendaciones para normativas de Departamentos, Municipios y Partidos que regulen sobre aplicaciones de productos fitosanitarios.

› Norma IRAM 14.110 BPA: IRAM (Instituto Argentino de Normalización), es el organismo oficial de normalización. Tiene por objetivo impulsar el desarrollo de una serie de Normas IRAM BPA basadas en las directivas desarrolladas por la RedBPA.
La Norma IRAM BPA está conformada por tres partes:
› 14.110-1 Requisitos generales (ya aprobada)
› 14.110-2 BPA Cultivos extensivos (en tratamiento)
› 14.110-3 BPA Cultivos intensivos

El alcance de estos documentos es, desde la preparación del suelo al transporte. Su implementación permitirá mejorar la calidad de la producción, reducir pérdidas y favorecer a resolución de conflictos entre la sociedad y el campo.

Tanto las Directivas y requisitos como las normas IRAM, son instrumentos que quedan a disposición de los técnicos y productores para su implementación y favorecer de esta manera la mejoras en el proceso productivo.

Rol del profesional

Los profesionales cumplen un rol fundamental tanto en el desarrollo como en la implementación de BPA. Profesionales en el ámbito de la ciencia y la técnica aportarán conocimiento para la evaluación y análisis de las prácticas con un aporte importantísimo en mantener la dinámica de actualización y mejora.

Los profesionales con conocimiento práctico de la actividad y que actúan en terreno cumplen una "multifunción" ya que se ocupan de concientizar, implementar y verificar las prácticas.
Cuando se da la sinergia entre estos dos ámbitos de trabajo se produce un ciclo virtuoso que permite la mejora continua de los sistemas productivos.

Comentarios Finales

Las iniciativas aquí mencionadas son sumamente valiosas y marcan el rumbo hacia la definición de estándares productivos necesarios para el país. Es necesaria la definición de criterios mínimos de producción basados en la sustentabilidad. De cumplimiento mínimo para todo tipo de producción y escala productiva.

Cumple ésto un doble propósito, por un lado asegurar la calidad de los alimentos consumidos dentro y fuera del país. Que sean sanos, seguros y con bajo o nulo impacto ambiental en el proceso productivo.

Por esto, es necesario que los criterios de producción aporten a la definición de una "Marca país" que internamente aseguren calidad de alimentos y externamente la competitividad de los productos nacionales.