REVISTA BIMESTRAL
OCTUBRE - NOVIEMBRE 2018 I NUMERO 158
BIO ECONOMIA
» Comisiones
» Capacitaciones

 

El Proyecto Energético
del Grupo Los Balcanes


 
.
   
Abog. Catalina Lonac
Compañía Azucarera Los Balcanes.
Universidad de San Pablo, Tucumán.
 
   


Este proyecto es el resultado de un profundo análisis de la situación energética argentina actual y de su proyección a futuro, y toma como referencia ineludible a la necesidad de realizar acciones eficaces para atenuar los efectos negativos del cambio climático -resultante a su vez del incremento en la generación de gases de efecto invernadero registrado en las últimas décadas- desarrollando desde el grupo empresario acciones concretas al respecto que además, le permitan posicionarse en forma adecuada y sostenible frente a éstos desafíos.

 
 

De dicho análisis surgieron los siguiente diagnósticos e ideas-fuerza:
> Se registra un fuerte déficit energético en la Argentina, al que se suma una elevada tasa de desempleo.
> La explotación de Vaca Muerta y el crecimiento de la participación en la matríz energética de las energías eólica y solar no alcanzan (ni alcanzarán en el mediano plazo) a compensar dicho déficit.
> El mismo se cubre actualmente con importaciones de alto costo para el país (agravado por la suba del dólar, del petróleo y del gas), que deberían ser total o parcialmente sustituidas con producción y mano de obra locales.
> Desde el gobierno nacional se está impulsando la producción de energía a partir de fuentes renovables, incluyendo a la biomasa.
> La caña de azúcar es una de las especies vegetales de mayor producción de biomasa por unidad de tiempo y unidad de superficie del mundo, y el Noroeste argentino presenta óptimas condiciones para cultivarla.
> Parte de sus residuos agrícolas de cosecha (RAC) quedan en el campo, pudiendo ser parcial o totalmente aprovechados para producir energía.
> Otros residuos orgánicos industriales (ROI) como la vinaza, pueden ser también utilizados para generación de energía mecánica, térmica y eléctrica.
> Existen grandes oportunidades para duplicar o triplicar el área cañera en el norte de Argentina, aumentar su productividad por unidad de superficie y disminuir su costo de producción, a partir de la liberación y plantación de variedades genéticamente modificadas para superar con éxito las limitaciones agroecológicas y/o de manejo que presenten tanto las áreas con caña existentes, como las nuevas áreas a incorporar a su cultivo. > El Grupo Los Balcanes -en sinergia con la Universidad San Pablo de Tucumán, a través de su Centro Integrado de Biotecnología Aplicada (CIBA)- dispone del "expertise" necesario en lo que hace a producción, procesamiento y aprovechamiento con fines energéticos de la caña de azúcar (proveniente de selección tradicional o genéticamente modificada).
Lo mismo ocurre con lo que respecta a diseño, ejecución y gerenciamiento de proyectos energéticos.

El Proyecto propiamente dicho

El Grupo Los Balcanes, como empresa madre, creó a estos fines una empresa nueva, denominada Compañía Eléctrica La Florida. El proyecto tiene dos líneas claramente definidas:
> La cogeneración.
> La integración con el Grupo Genneia.

 
 

Cogeneración

Consiste básicamente en la generación de energía eléctrica a partir de la quema de biomasa en una gran caldera apta para ello, la que ya se encuentra en servicio. Su capacidad de producción es de 250 ton de vapor por hora, a 67 bar de presión. Trabajará en una primera etapa a 21 bar, pero será reformada para producir vapor a 67 bar a partir de la Zafra 2020.

El vapor generado accionará una Turbina de Vapor (TV) de contrapresión de 30 MW, y una segunda TV de condensación de 32 MW de potencia, constituyendo una potencia nominal total de 62 MW. De la energía eléctrica generada, 17 MW-h se consumirán en procesos internos y 45 MW-h se destinarán a la venta a la red nacional con una generación de energía proyectada en 250.000 MW anuales durante un plazo mínimo de 20 años, previéndose la habilitación comercial de la Central Termoeléctrica para el invierno de 2021.

Integración con el Grupo Genneia

En este proyecto Los Balcanes participa junto a la empresa Genneia. Incluye el aporte como materia prima de vinaza y bagazo por parte de Los Balcanes a Genneia, para la generación y venta de 19 MW-h netos por parte de esta última.
El mismo tiene otro aspecto agregado al de la generación de energía: el componente ambiental.

Mientras la sustitución de fuentes fósiles por renovables es ya un avance muy importante, lo que Los Balcanes consigue con este proyecto es, además, mejorar la disposición final de la vinaza, efluente de la producción alcoholera. Como se sabe, por cada litro de alcohol se producen entre 10 y 12 litros de vinaza.
Los Balcanes genera unos 800.000 litros de alcohol por día, de los que resultan, en promedio, entre 8 y 10 millones de litros de vinaza por día. La vinaza es actualmente derivada a través de un vinazoducto, a una finca de alrededor de 140 hectáreas situada a unos 6 km del ingenio.
Allí, previa evaporación forzada, es mezclada en las pilas de cachaza y cenizas de caldera (compostaje). Después de un determinado tiempo el producto final (el "compost") es almacenado y posteriormente aplicado a los campos para mejoramiento de los suelos.
El proyecto de Genneia consiste en quemar vinaza (70%) y bagazo (30%) para producir vapor y -a posteriori- energía eléctrica a partir de él.

Normalmente la vinaza que sale de las columnas de destilación tiene una densidad de entre 6° y 7° Brix; el proyecto de quema de vinaza, en cambio, requiere vinaza de 60° Brix. Los Balcanes ha puesto recientemente en marcha un concentrador que entrega vinaza a 25°Brix.
Este fue un dato fundamental para Genneia a la hora de plantear esta asociación, ya que implica un ahorro muy importante desde lo energético: recibirá vinaza de 25° Brix, y no de 6° o 7° Brix como le ocurriría con otras destilerías.

 
 

En la formulación de este proyecto intervino también Energy33, una empresa de ingeniería de los EE.UU, responsable de llevar adelante todo su desarrollo el que, a grandes rasgos, incluye un concentrador de vinaza de 25° a 60° Brix; dos calderas de 55 ton de vapor/hora a 45 bar de presión de trabajo en las que se queman la vinaza y el bagazo que aporta Los Balcanes, y un turbogenerador de una potencia de 25 MW. De la energía generada, 6 MW-h sirven para abastecer la planta y los 19 MW-h restantes se venden al Sistema Interconectado Nacional. El proyecto conjunto mereció finalmente la adjudicación en el Programa Renovar 2.0.

Dado que ambos proyectos incluían una estación transformadora y una línea de interconexión a la red, y teniendo en cuenta la proximidad de ambas plantas, se decidió hacer la obra en conjunto, es decir, construir una sola estación transformadora que soporte ambos proyectos, incluyendo la línea. Ya adjudicada la respectiva presentación y redactados los contratos correspondientes, y a los fines de conocer "en vivo y en directo" aplicaciones concretas de esta tecnología, una delegación de ambas empresas viajó a la India, en donde se ha desarrollado ya con éxito en unos 15 o 20 ingenios.
En síntesis, a través del acuerdo con la compañía Genneia -responsable del segundo parque eólico del país y una de las más importantes también en materia fotovoltaica-, Los Balcanes se acerca al objetivo buscado, que es el de vinaza cero.

La Universidad de San Pablo, Tucumán, acompañando al proyecto

El proyecto de Compañía Azucarera Los Balcanes, apunta hacia la inserción de la agroindustria de la caña de azúcar -con protagonismo destacado- en la matriz energética nacional. Estas metas son difíciles de alcanzar, sin el fortalecimiento intelectual de profesionales que lleven a cabo las acciones necesarias.
Por esta razón el grupo empresarial que impulsa este proyecto, ha creado hace 11 años la Universidad de San Pablo-Tucumán. Esto representa un concepto vanguardista para la región, ya que fortalece las ideas de conformar una generación de hombres y mujeres que hagan competitiva a la economía de la región, con un centro universitario de excelencia nacido de la producción misma.

El perfil de la Universidad de San Pablo queda claramente definido en sus líneas de acción
a) Formación de RRHH altamente profesionalizados;
b) Investigación y Desarrollo;
c) Extensión y Transferencia.

Para la primera de estas líneas, ha generado una oferta académica variada dentro de una de las 4 unidades académicas que tiene. Esta unidad académica es el Instituto de Desarrollo e Innovación Tecnológica para la Competitividad Territorial. En este Instituto se atiende la formación de RRHH que acompaña a la agroindustria de la región con carreras diseñadas para atender las reales necesidades de profesionales que puedan eficientizar con alta especificidad cada una de las etapas de las cadenas de valor.

Cuatro licenciaturas de grado (Gestión de Empresas Agroindustriales; Licenciatura en Ciencia y Tecnología de los Alimentos; Licenciatura en Finanzas; Comercio Exterior) proveen de profesionales con conocimientos específicos para la región.
En el área de Postgrado, la Especialización en producción de caña de azúcar, proporciona al sector sucroalcoholero de la región, los profesionales altamente capacitados para gestionar la producción del gran macizo cañero en expansión que el proyecto demanda.

Hablar de un gran macizo en expansión, es extender las fronteras actuales del área cañera de Tucumán en particular y de la región en general. Para este propósito, se requiere la exploración con alta tecnología del cultivo de la caña de azúcar en zonas con condiciones de suelo y clima de menor calidad productiva que las actuales zonas.

Para el propósito anterior, en el marco de la segunda de las acciones, la Universidad de San Pablo de Tucumán ha creado el Centro Integral de Biotecnología Aplicada (CIBA), cuyo objetivo de creación es utilizar la extensa biblioteca de conocimientos desarrollada en el campo de la biotecnología, para ponerla al servicio de la producción. Estas tecnologías se centran actualmente en el uso de la micropropagación de caña de azúcar, para la difusión de variedades superadoras en los resultados agro sucroalcoholeros.

En los 3 años de funcionamiento del CIBA, se han producido semilla micropropagada de caña de azúcar para una superficie de producción que representa un porcentaje creciente de la actual superficie cañera. Además, con el enfoque innovador, el CIBA sigue explorando para acercar al sector productivo sucroalcoholero, opciones innovadoras para ser cada vez más competitivos y generar un mapping del sector que permita aprovechar los potenciales agroclimáticos de la región, industrializar con altos índices de eficiencia y realizar las transacciones de bienes con alta eficacia. La Universiad de San Pablo de Tucumán, completa este compromiso con una profusa agenda de actividades de transferencia, materializadas a través de su propia emisora radial, participación en los foros de especialistas, organización de eventos técnicos y publicación de revistas científicas.