REVISTA BIMESTRAL
FEBRERO - MARZO 2019 I NUMERO 160
AG TECH EN SILICON VALLEY FORUM
» Capacitaciones

 

Big Data y producción de Alimentos
El desafío de la avalancha de datos para la toma de decisiones



 
.
   
Nathan Dorn
CEO de Food Origins
 
   

Planteó hablar sobre Big Data en agricultura, drones, genética y block chain entre otras tecnologías. Es CEO de Food Origins, con campos de frutilla en California. Señaló la importancia del Big Data y que es lo que deben decidir los productores para producir y cuál es la ganancia después de esta producción.

“Voy a hablar de todas las variables que maneja y con las que trabaja el productor para hacer bien su trabajo y que es lo más importante de ésto o sea lograr esa conexión. Las frutillas se cosechan en el campo como producto final y nosotros capturamos cuatro cosas: quién la hizo, dónde, cuándo y qué hicieron. Utilizamos esos datos y los superponemos con otros datos disponibles. Lo interesante son estos cuatro puntos de decisión que impulsan la parte económica y lo complejo del proceso, porque a medida que avanzan esos cuatro puntos se van a multiplicar con las otras variables que maneja el productor para hacer su trabajo”.

Hay un software que nos indica, por ejemplo, la información de una caja de frutillas determinada y un momento donde podemos hacer el seguimiento minuto a segundo y podemos ver a una persona que es el productor o a una máquina pero todo lo que hace esta persona equivale al 60% del costo. Así se ve la necesidad de contratar a alguien o las diferencias si tenemos una persona buena y rápida que hace bien su trabajo o alguien que no cumple y resulta menos atractivo el producto final. Se capturan datos y se monitorea desempeño y se comparte con ellos la información al instante para poder manejar el desempeño de las máquinas y de las personas. Se conoce quién era la persona exactamente, el minuto y el segundo en el que hizo su trabajo y monitorean el desempeño y lo comparten con ellos para que vean cómo se comparan datos.
Hay datos claves para poder manejar el desempeño de la máquina de cada persona y de esta manera pueden entender cuál es su oportunidad verdadera en este negocio.

 
 

También se superponen estos datos con otros y otras variables que ocurren en el campo. La frutilla tarda cuatro semanas desde el florecimiento al desarrollo final y mostró datos de cada hora con los cambios del tiempo. Para cada caja en particular hay una historia, hay distintos tiempos y variables hora a hora que afectan cómo será el producto final. Cada minuto, cada punto de temperatura influye en el sabor, en la maduración, en el color, etc. Otras variables son los tipos de suelos, hay 250 tipos de suelos distintos. Cada productor pasa de un campo a otro porque gestiona y maneja este cultivo en un determinado clima y en un determinado lugar.
Cuentan con numerosos puntos de datos de temperatura y distintos lugares con diferentes tipos de suelo. El tema es complejo porque las frutillas cambian; año tras año se introducen nuevas variedades con características genéticas distintas en cada frutilla. Es ocho veces más complejo que el código genético de los humanos, en el interior hay miles de variables que cambian de un año a otro como la resistencia a enfermedades. Esto tiene que ver con el tamaño, con la forma, hay muchos datos que el productor captura y que les va a permitir mejoras en el futuro.

Cada productor tiene distintas variaciones y a través del block chain puede llegar a conectar todo y darse cuenta cómo producir y cuántas formas distintas de producir tiene una caja de frutillas. Son 5 sixtillones de formas de producir una caja de productos y son los productores que están manejando todo ésto y de ahí la complejidad, porque en la cabeza de ellos se cruzan tantos elementos que le van a ayudar a tomar decisiones con block chain. Un factor a agregar, es la opinión del consumidor porque el usuario tiene su opinión. El productor decide la manera de mejorar la producción y como compatibilizarlo con los datos de precipitaciones y alarma de plagas, clima, suelo o sea el Big Data está en la cabeza del productor.

“Nosotros podemos ayudar a establecer conexiones con todo eso que pasa por la cabeza para que lo que haga y que le sale bien puede repetirlo y pasarlo a la siguiente generación y de esta manera puede seguir mejorando sus ganancias en el futuro”. Lo que hacemos nosotros es que juntar todos estos distintos niveles: el desempeño, el suelo, las cuestiones meteorológicas y pasarle datos y opinión. El productor une todo ésto y resuelve.
Hay que considerar que todos estos datos lo ayudan a tomar decisiones para mejorar su rentabilidad.


 
.
   
Ami Patel
Directora de producto de ripe.io Blockchain of food
 
   

Al utilizar datos en block chain se crea más transparencia para una red de alimentos. “En la empresa en general utilizamos la block chain de alimentos para distribuir un sistema de libro mayor y generar más transparencia. Básicamente creamos una imagen digital del producto, recopilamos datos desde el productor hasta el distribuidor llegando al consumidor”.
Block Chain nos informa la historia de los alimentos y las características y después diseñamos un navegador de alimentos que integramos y personalizamos para cada cliente sea para minoristas para proveedores o para productores. Lo personalizamos para que puedan entender cómo usar y visualizar los datos y lograr la máxima experiencia a través de los alimentos. ¿Cómo llevamos los datos a la block chain? Se hace un mapeo del flujo de datos, citó un ejemplo para uno de los clientes que es una empresa de EEUU que tiene muchas plantas y el concepto es de entregar productos frescos al consumidor trabajando con productores locales y aportando los alimentos de mejor calidad. Trabajan en un entorno colaborativo y eso significa que no solamente trabajan con el minorista y con los datos que necesitan sino también con el proveedor y con el productor para suministrar datos y para ver si hay que corregir algún dato e integran con los sistemas actuales para hacer el track and trace, el seguimiento y así poder entender cuándo se plantan los alimentos desde la semilla, cuando hay madurez para cosecha y cuando se entrega.

Pero también utilizan los datos para entender cómo mejorar el producto alimenticio a entregar. Trabajan con detectores de microclimas y sensores con los productores para poder entender cómo usar esos puntos de datos y generar mejores perfiles, o también para entender cómo reducir el desperdicio de alimentos. Para los distribuidores utilizan socios con sensores de suelos de microclima y después cargan los datos de cada categoría de la producción, la semilla, el invernadero, y lo integran al block chain. Es un concepto complejo que crea muchísimo más conocimiento y genera transparencia y confianza y el consumidor final lo que ve es la historia del producto.

 
 

“Creamos un lenguaje para los alimentos a partir de datos entonces pueden ver la trazabilidad, sostenibilidad, la temperatura y la eficacia de la temperatura y esto es lo que llamamos el navegador de alimentos es un tablero varía según un cliente y otro”. Con toda la información, pueden ver las características de los productos alimenticios, el nivel de azúcar en tomates la interacción entre el suelo y el clima y también se puede usar como herramientas de comunicación para comunicarse con minoristas y distribuidores sea para ver que el camión está en la última milla de la entrega o para verificar si hubo una caída de la temperatura para las frutas y verduras. Trabajan con Agro Fresh que es un distribuidor internacional que tiene como objetivo entregar los alimentos frescos y reducir el desecho alimenticio. Tienen innovación en investigación digital y biotecnología y desarrollaron un producto que trabaja con el concepto de smart y fresco y analiza los alimentos, recopila datos para entender cuando van a entregar una espera por ejemplo fresca cuando no es la temporada.

Otro ejemplo, en la zona noroeste de EEUU utilizaron el block chain para crear más transparencia y las distintas opciones para todas las características para tener un tablero que diera todas las distintas posibilidades y considerarlo a nivel global. Trabajan para poder entender exactamente la cadena de valor, datos de cómo se ve afectado el tamaño o el color de los frutos y cuáles son las características a considerar para el momento oportuno de cosecha.

El tema de la distribución y el empaque también es importante saber cómo influye en el alimento el proceso de empaque y de envasado y también a la hora de llegar el producto al supermercado, a los minoristas qué es lo que le llega al consumidor para que los supermercados y los minoristas puedan entender cuál es la mejor manera de presentarle a sus consumidores los productos y todo ésto a través del uso de las nuevas tecnologías. El tablero que desarrollan se llama Agro fresh y les permite a los productores comunicarse con los usuarios o saber cuáles son las necesidades de los procesadores. Toda esta información de las condiciones del producto a la hora de entregarlo probablemente sin este tipo de tablero, ni el productor ni los usuarios, podrían saber con tanta precisión, cuál es el momento ideal de la cosecha.
De esta manera se sabe exactamente cuándo, cómo y dónde se cosechó este producto y permite utilizar y aprovechar al máximo el uso de datos gracias a la tecnología.