REVISTA BIMESTRAL
ABRIL - MAYO 2019 I NUMERO 161
Capacitaciones y destacados 2018 Comenzando 2019
» Capacitaciones

 

Ganadería del futuro


 
.
   
Ing. Agr. José Lizzi
Ing. Agr. José Lizzi Lider Area Ganadería, I+D CREA
 
   

Actualmente se estima que la superficie agrícola del planeta se puede incrementar en un 20%, entendiendo como superficie agrícola la de uso para cualquier producción agropecuaria. Esto implica recuperar muchas tierras degradadas por mal uso del riego o por prácticas inadecuadas de cultivo y uso del suelo, también la recuperación de pastizales degradados o arbustificados. Este proceso sin duda será lento, costoso y se justificará solamente cuando la demanda global de alimentos permita asumir estos costos. Por otro lado, la población mundial se encuentra al inicio de una etapa de crecimiento exponencial con la consecuente demanda de alimentos. La producción global de granos viene teniendo saltos de productividad apoyados en mejora genética, nuevas y mejores técnicas de cultivo, adecuación de la fertilización y manejo de plagas. A la vez, la tecnología permitió incorporar a cultivo tierras antes dedicadas a la ganadería por sus restricciones ambientales. Este incremento de productividad de los cultivos para granos, ha permitido satisfacer la demanda global tanto para consumo humano, animal y otros usos como biocombustibles.

Por el lado de las proteínas animales, hasta ahora se ve una tendencia de crecimiento que va acompañando el crecimiento de la población mundial, pero… ¿de que especies? Sin duda que la carne vacuna no está teniendo a nivel global tal crecimiento, que si lo están teniendo principalmente el pollo y en menor medida el cerdo. Esto se debe a tres factores determinantes: primero, la posibilidad de intensificar e industrializar los procesos, segundo, a la alta prolificidad de las dos especies y tercero, a la mejor eficiencia de conversión de grano en peso vivo.

 
 
Es por ello que, ante el escenario de tierra limitante y demanda creciente de alimentos, se espera que se priorice el uso de los granos para a las especies más eficientes, de hecho, es lo que está ocurriendo. Por el contrario, se reconoce gran valor en la ganadería de carne en que es capaz de transformar alimento sin costo de oportunidad para la alimentación humana como lo es la celulosa del forraje en alimento de alto valor nutricional. En este contexto, los sistemas de producción en el mundo se pueden agrupar en tres grandes grupos según su ubicación geográfica, calidad de la tierra en la que se desarrollan y nivel de intensificación:
1. Ganadería extensiva a pastoreo en áreas sin costo de oportunidad agrícola.
2. Sistemas mixtos agrícolas y ganaderos en zonas donde la ganadería pueda competir con los resultados económicos de la agricultura y agrega sostenibilidad al sistema.
3. Sistemas híper intensivos, generalmente de hacienda doble propósito, carne y leche, generalmente en sitios periurbanos o donde la tierra es limitada y de alto valor.

Las tendencias del consumidor global: tiempos de cambios

El mundo está teniendo una gran transformación en hábitos de consumo y preferencias, canales comerciales y las demandas de "calidad" de los productos alimenticios, especialmente la carne. Se espera que para el 2025 el 75% de la población activa del planeta sean "milennials". ¿Qué implica ésto? Hábitos de consumo diferentes en los cuales se consume no sólo menos carne sino también en formas de preparación diferente, consumo cada vez más responsable teniendo en cuenta el impacto ambiental del producto, como también el bienestar animal. Un capítulo aparte es la salubridad del producto, tanto en su forma de consumo como durante el proceso de producción, con un creciente rechazo al uso de antibióticos y hormonas. Por otro lado, para que todo ésto llegue al consumidor como información que diferencie productos, agregue valor y asegure su calidad, será cada vez más necesario implementar buenos sistemas de trazabilidad y certificaciones. Esto sin duda agrega complejidad a los sistemas, requiere altísimos niveles de gestión e incrementa costos. Por otro lado, hoy se encuentra en pleno desarrollo el e-commerce mundial, donde ya se ofrecen productos especiales por esta vía.

Pero… ¿cómo hacer ésto en negocios que son demandantes de mucho capital y ofrecen rentas moderadas a bajas?

Informática, sensores, Big Data y otras tecnologías exponenciales para modernizar la ganadería

La ganadería como actividad tiene una antigüedad de unos 10.000 años pero recién hoy se está haciendo vieja. Los cambios tecnológicos actuales permiten el crecimiento exponencial de muchas actividades y empresas. Si bien no se espera que la ganadería vacuna crezca hoy de forma exponencial, si hay muchos desarrollos tecnológicos promisorios para llevar adelante procesos productivos más eficientes, con mayor nivel de gestión y menor requerimiento de mano de obra de baja calificación. En contra partida y como una paradoja, Big Data, internet de las cosas y el sensoramiento remoto de procesos, nos permiten realizar una excelente micro-gestión, con seguimientos personalizado de animales individuales, descubriendo nuevas fronteras en la producción y encontrando resultados productivos y económicos donde antes quedaban ocultos en el dato de un rodeo. Van algunos ejemplos:
> balanzas de pesado automático que registran el peso del animal cuando entra al bebedero o comedero.
> collares con acelerómetros y GPS que registran tiempos de pastoreo, descanso o rumia vinculados a la ubicación del animal en cada momento.
> identificación electrónica generación 2 también con acelerómetros, GPS y baterías del tamaño de una moneda con una vida útil que prometen 10 años.
> escaners lasers (LIDARS) y cámaras 3D para estimar condición corporal y grado de terminación de los animales.
> ecógrafos y RX en las líneas de faena de los frigoríficos para determinar composición de la res.
> los refuncionalizados drones y satélites.
> telemetría para el control de aguadas.
> comederos automáticos que registran el consumo individual.
> cercos virtuales para definir el área de pastoreo a animales individuales sin utilizar alambrados.
> mangas automáticas que permiten el manejo del ganado a una sola persona.
> centrales de recopilación, procesamiento y análisis de toda esa información.
> innumerable cantidad de aplicaciones para teléfonos inteligentes que permiten desde estimar cobertura de la vegetación hasta comercializar hacienda.

El desafío de Big Data para la micro gestión

De lo que si podemos estar seguros es que la ganadería del futuro será la ganadería de los datos y que no sólo va a requerir conocimientos de zootecnia, forrajes, cultivos, administración y economía agraria, sino también competencias en análisis de esa gran cantidad de información para transformarla en conocimiento y decisiones. A su vez, se plantea un nuevo paradigma de conocimiento… ¿Qué pasará cuando la muestra sea casi todo el universo? Seguramente se rescribirán muchos libros y muchas actividades de investigación deberán ser repensadas. Lo mejor de todo ésto es que ya está pasando, y que mucho de lo que realmente prospere nos dará muchas respuestas a preguntas que ni siquiera hoy nos hacemos, pero que servirán para mejorar los sistemas a la vez que se le brinda información completa y confiables al consumidor, para que pueda elegir el producto y pagar más por lo que valora de él.