REVISTA BIMESTRAL
OCTUBRE - NOVIEMBRE 2017 I NUMERO 152
ACEITES Y FIBRAS
» Comisiones
» Capacitaciones

 

Fibra de llama
Estrategias para mejorar su esquila, acondicionamiento y clasificación

 
.
   
Ing. Agr. Guillermo Carbajo
M.N. 17109 * 11 * 01

Técnico de la Dirección de Ovinos, Caprinos y Camélidos del Ministerio de Agroindustria - Programa PROLANA.
Comisión zootecnia CPIA
 
   

El proceso de domesticación de los camélidos sudamericanos se inició hace 6.000 años en los Andes peruanos y, aunque este hecho se dio más tardíamente en lo que es hoy el Territorio Nacional Argentino, se cuenta con claras evidencias arqueológicas de que ya 3.500 años atrás existían en el NOA llamas domesticadas. Actualmente podemos encontrar camélidos sudamericanos en nuestra Región Andina, en las zonas de montaña de las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja y San Juan. Se trata de un área montañosa espacialmente continua del Noroeste andino argentino, donde se desarrollaron las más florecientes culturas originarias sedentarias que aprovecharon la fibra de la vicuña, y criaron la llama para carne, fibra y transporte, prácticas que actualmente conservan vigencia. Es por ello que la domesticación de la llama y la alpaca fue un factor fundamental en el surgimiento y desarrollo de estas antiguas civilizaciones.

 
   

En el gráfico puede observarse la distribución existente de llamas y vicuñas. Se destaca la provincia de Jujuy en el NOA, por la importancia de sus poblaciones de camélidos. El área donde se asienta el 97% del total del rodeo de llamas del país comprende la meseta que abarca la parte occidental de Jujuy y Salta y la porción noroeste de Catamarca. Un factor que limita el aumento del rodeo en la subregión puneña es la imposibilidad de incrementar la carga ganadera por la escasa receptividad de su agroecosistema; el criterio racional para acrecentar el rodeo de camélidos es hacerlo con una simultánea disminución del componente de ovinos. La Llama (Lama glama), es el camélido sudamericano de mayor tamaño, resultado de la domesticación del guanaco. Estas características han permitido utilizar este animal como fuente de carne, como animal de carga y también como proveedor de fibra y cuero. Una de las características distintivas del rodeo de llamas argentino, es contar con características de finura de Fibra similar a las de la alpaca peruana.
Las producciones establecidas en la puna jujeña, salteña y catamarqueña tienen una gran posibilidad de crecimiento. En este sentido, la provincia de Jujuy posee más del 70% de las existencias totales, ésto da cuenta de la importancia que ha tenido la llama en su desarrollo. Cabe destacar que su aumento, como se dijo, ha sido en detrimento del stock ovino. Esto es debido a varias razones. La primera es que las llamas requieren un manejo menos complejo, la población rural que queda en la puna es anciana, los jóvenes emigran a las grandes ciudades en busca de trabajo y mayores ingresos y es por ello que se prefiere continuar con esta especie.

EVOLUCIóN DEL MONTO FOB DE EXPORTACIONES DE FIBRA DE LLAMA SEGúN GRADO DE PROCESO (En USD)

 
   

Además, brinda abrigo y alimento a los habitantes de estas regiones, siendo alto el consumo de carne de llama (1.000Tn.).Por último, este camélido es un animal adaptado al agroecosistema, por lo tanto produce menor impacto.
Situación actual
Salvo unas pocas excepciones, los criadores de llamas de la Puna no son empresarios agropecuarios especializados sino pastores minifundistas con características socio-económicas y culturales particulares. Los objetivos de producción que persiguen son diferentes de los de un productor empresarial; la cría de llamas se inserta en las estrategias de vida de campesinos que, aunque comercializan sus excedentes, destinan su producción a la satisfacción de sus propias necesidades. La problemática tiene aquí un carácter integral ya que los factores de carácter técnico y económico concernientes a la producción, se imbrican con los de índole social, cultural y ambiental.
La esquila de fibra de camélidos origina dos cadenas de producción: la industria textil y la artesanal . Dado que sólo la mitad de la producción de la fibra de llama se comercializa legalmente, no se cuenta con indicadores fidedignos del volumen producido, sin embargo, se puede estimar que la producción nacional total de esta fibra tiene un volumen cercano a las 100 Ton., que equivale a una esquila de menos del 20% del plantel.
El precio pagado a los productores por los acopiadores y la modalidad de comercialización impuesta no ha estimulado el incremento de la producción y de la calidad. No se es eficiente en la esquila, existe capacidad de producción vacante, queda poco volumen y para que éste se incremente por animal esquilado se lo hace en forma periódica (superando los cuatro años), por lo que esta práctica hace que se pierda en calidad textil. A ésto se le suma la manera predominante de comercializar las fibras a partir de la venta de pequeños lotes sin clasificar, de productores individuales a acopiadores locales.
En los últimos años, se vienen poniendo en práctica experiencias de asociación de productores para acopiar, clasificar y comercializar la fibra por licitación en la provincia de Jujuy. La diferencia de precios obtenida entre venta en acopio y en barracas es de un 30% a favor de los primeros. En cuanto a la exportación de estas fibras, viene evidenciándose un aumento en el agregado de valor del producto ofertado aunque, derivado de crisis en los países compradores entre otras razones, una disminución en el volumen demandado.
Estrategias

 
   

La producción de fibra de llama históricamente ha sido marginal, para que la población local de la puna pueda autoabastecerse de carne y abrigo (mantas e indumentaria). Aún hoy, el volumen cosechado no alcanza al 20% de su potencial; gran parte se exporta y la fibra que no tiene ese destino se la utiliza para producción artesanal, para venta de productos locales para el turismo o boutique. Este mercado tiene buenos precios actuales, pero absorbe un volumen pequeño.
Como se apuntó, uno de los problemas detectados es que el sistema de comercialización está basado en intermediarios locales y barraqueros que no se especializan en fibras. Esto ha generado una situación con relaciones asimétricas, no sólo en lo económico sino en las acciones de capacitación, para mejorar el producto y consecuentemente los precios obtenidos por la fibra cosechada. Es por eso que el PROLANA a través de las capacitaciones fomenta la mejora de la esquila y su posterior comercialización a partir de la clasificación.
Existe un importante potencial para mejorar en cantidad y calidad la fibra a través de incrementar la proporción de animales esquilados y la frecuencia de esquilas, mejorando la metodología de esquila utilizada tradicionalmente junto al acondicionamiento y clasificación de la fibra. En la medida que mejoren las condiciones, es factible llegar a esquilar el 60% de las existencias y lograr que la producción llegue a las 300 Ton. anuales.
Como resultado del trabajo conjunto de los equipos técnicos de instituciones con intervención local y el PROLANA, programa que se encuentra bajo la órbita de la DOCyC, a partir de actividades realizadas en localidades la Puna Jujeña (Cienaguillas, Cusi Cusi, Abra Pampa y Cangrejillos), se estableció un protocolo de esquila y clasificación de fibra de Llama.
En lo que respecta a la esquila, la modalidad de esquila de llamas promovida por el PROLANA, cambia la manera tradicional de esquilar camélidos garantizando un mejor manejo del animal, mayor seguridad para el esquilador y la obtención de un vellón entero que permite su adecuado acondicionamiento y clasificación. En cuanto a la clasificación de la fibra, los parámetros fomentados por el PROLANA son: color, finura y largo de mecha. Para la clasificación de colores se utiliza el patrón de referencia que se muestra.
Estos parámetros se espera le confieran un valor comercial a las fibras para que a futuro se establezca un sistema de clasificación con precios diferenciales. Para llegar a ello es necesario que el sector esté capacitado. El PROLANA, tiene como uno de sus objetivos principales realizar estas acciones, siempre en conjunto con las instituciones de intervención local como lo realizado en Jujuy con INTA, Subsecretaría de Agricultura Familiar, la Dirección de Ganadería provincial, la Corporación para el Desarrollo de la Cuenca de Pozuelos (CODEPO) y Centros de Acopio de Comunidades Andinas. En Catamarca junto a la Cadena de Valor Agregado de la Lana y la Fibra (CAVALAF), conformada por representantes de INTA, Subsecretaría de Agricultura Familiar, Ministerio de Producción, INTI, Secretaría de Medio Ambiente, Ley Ovina, Ley Caprina y Facultad de Ciencias Agrarias. Actualmente se están obteniendo mejores precios, aunque crecen lentamente, ésto es debido a que aún es menor el volumen comercializado con modalidad de acopio, por lo que los precios obtenidos por este sistema no logran ser referentes.
Comentarios finales
La llama es un animal doble propósito, esta característica, junto con las ya especificadas, lo hacen el preferido de las poblaciones puneñas. Pero para que las producciones sean sustentables en un futuro cercano debe lograrse un equilibrio entre la producción de carne y de fibra, de manera que se obtengan beneficios desde ambos. Para ello, en primer término, deben orientarse las producciones hacia la optimización del manejo, es decir llegar a un animal con buenas condiciones para faena y que el productor haya obtenido beneficios de dos o tres esquilas eficientes. Por otro lado, deben conformarse verdaderas cadenas y lograr el reconocimiento de su calidad textil. Esto conducirá a un mejor posicionamiento en el mercado local e internacional.de la fibra de llama y al desarrollo de su producción.

Se agradece la información del Lic. Antrop. Mario Sánchez Proaño. Para más detalles www.agroindustria.gob.ar/sitio/areas/camelidos/index.php