REVISTA BIMESTRAL
ABRIL - MAYO 2019 I NUMERO 161
Capacitaciones y destacados 2018 Comenzando 2019
» Capacitaciones

 

Producción Orgánica Extensiva
Enfoques y Aportes para un nuevo paradigma en la producción de alimentos


 
.
   
Ing. Agr. Mauricio Piola
Mn 10.466*01*01
Asesor y consultor privado
 
   


Es hora de revisar criterios y enfoques sobre la manera de producir alimentos, con un abordaje integral y sistémico, donde los problemas se enfrenten identificando y resolviendo las causas y no actuando sobre los efectos, como nos enseña la Filosofía desde hace miles de años.
El sistema de Producción Orgánica puede aportar ideas y enfoques diferentes, útiles para diseñar nuevos modelos de producción.

Orígenes de la Producción Orgánica (PO) y situación en la Argentina

Después de la Primera Guerra Mundial, el austriaco Rudolf Steiner lidera los cuestionamientos sobre el uso de fertilizantes químicos en reemplazo de los abonos orgánicos, a partir de considerar al suelo como un organismo viviente. En esta línea y décadas después, se suman las voces de los británicos Albert Howard y Eve Balfour y la estadounidense Rachel Carson, alertando sobre la pérdida de biodiversidad y la necesidad de considerar la relación Suelo/Plantas/Animales/Seres humanos al momento de producir alimentos.

En nuestro país se establecen en 1992 las primeras Normas para la PO, que sirven de base para la Ley 25.127/99, que define lo que es un producto orgánico, regula la normativa respectiva, y establece además que dicho producto debe ser certificado.
La autoridad de aplicación de esta ley es el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria), controlando la actividad de Certificadoras privadas.

Estadísticas y Mercados
A nivel de mercados, hoy debe considerárselo como un nicho comercial de valor agregado, con sus implicancias, a diferencia del mercado de Commodities.

Estadísticas disponibles sobre productos orgánicos a 2017/18:
> Comercio mundial aproximado: 90 mil millones de dólares.
> Demanda: creciente e insatisfecha a nivel mundial.
> Superficie en producción certificada a nivel mundial: en los últimos 15 años pasó de 11 millones a 52 millones de hectáreas.
> Argentina es el 2do. país en superficie certificada después de Australia, seguida por los Estados Unidos.
A nivel mundial todos los indicadores muestran un mercado en fuerte crecimiento y las proyecciones hablan de que la tendencia se mantendrá firme a nivel global.

En Argentina:
> Hay 1200 productores, 350 elaboradores y 120 comercializadores certificados.
> La producción se exporta 99%, principalmente a EEUU y Unión Europea.
> Mercado interno aún poco desarrollado.
> Oportunidad de crecimiento: condiciones agroclimáticas y ventajas de contra estación.

Definiciones y Fundamentos Entre las diversas definiciones, podemos extraer los siguientes puntos comunes:
> Es un sistema holístico (integral, sistémico) de gestión de la producción.
> Fomenta la biodiversidad, el bienestar animal y la salud de los agroecosistemas, privilegiando la salud del suelo como origen de la productividad.
> Define a la Fertilidad de un Suelo como el resultado de procesos biológicos que deben alimentarse y realzarse a través del manejo agronómico.
> Para sus procesos aplica métodos agronómicos, biológicos y mecánicos, evitando insumos de síntesis química y los organismos genéticamente modificados.
> Está reglamentada por Normas de Certificación y Trazabilidad.
> Plantea la necesidad simultánea de la Producción Sustentable, Comercio Justo y Consumo Responsable integrando a toda la sociedad.

 

Implementación de un sistema agrícola-ganadero orgánico

Mediante la aplicación de Agronomía básica se debe atender a lo siguiente:
> Alimentar al Suelo (microbioma) con raíces de gramíneas, y fomentar la actividad biológica con leguminosas (importancia del diseño de las rotaciones).
> Producir el menor disturbio posible en el suelo cuando se recurre a labranzas.
> Mantener el suelo cubierto el mayor tiempo posible.
> Mantener la mayor biodiversidad posible por encima y por debajo del suelo.
> Integrar el manejo de la Ganadería por sus diversos roles y aportes al sistema. En caso de no contar con Ganadería, se hacen imprescindibles las aplicaciones de compost.
> Considerar a la Semilla como el principal insumo del sistema.

Malezas
Es indudablemente el desafío más grande. El sistema convencional sigue sin resolver el tema después de 70 años usando herbicidas. Es un error muy frecuente creer que pasar de un sistema convencional a uno orgánico es simplemente suspender el uso de agroquímicos. Es necesario volver al concepto de competencia, y no actuar sólo por la presencia de malezas.
La principal arma contra las malezas es un cultivo sano y vigoroso resultado de una semilla de la mas alta calidad sembrada en un suelo fértil y en equilibrio. En el control de malezas el sistema orgánico ha ido evolucionando. De la dependencia exclusiva de controles mecánicos y cuadrillas haciendo repasos manuales, afortunadamente hoy en día se dispone de tecnologías basadas en la inclusión de los bien llamados Cultivos de Servicios en sus diferentes versiones (cultivos de cobertura, puentes verdes, abonos verdes, etc.). Por ejemplo ya en 2005 el INTA Villegas encontraba un 90% de supresión de malezas con centeno o triticale de cobertura, cuando se logran biomasas mayores a 8.000 kg. de MS/ha. Según el objetivo o necesidad planteada, hacen aportes fundamentales al sistema. Incluso con la técnica del rolado para cortar su ciclo, permiten la Siembra Directa Orgánica de la mano de maquinaria especifica que ya apareció en el mercado: simples escardillos con rejas planas que trabajan a 3 cm. de profundidad en forma paralela a la superficie del suelo cortan las raíces de las malezas sin descubrir el suelo.

Entre las malezas perennes, se puede convivir bien con el gramón (Cynodon dactylon), pero el sorgo de Alepo (Sorghum halepense) si es subestimado puede impedir hacer agricultura. Para ambos hay estrategias de manejo basándose en sus puntos débiles, siendo muy conveniente también la ayuda de la Ganadería.

Plagas y Enfermedades
Normalmente no son un problema que ocasione pérdidas en los cultivos orgánicos.
La teoría de la Trofobiosis indica que las plantas que crecen en un suelo sano y fértil están sanas y en equilibrio, poniendo en juego sus mecanismos de defensa, por lo que no son atacadas por plagas y enfermedades a nivel de daño económico. Para complementar ésto, se deben fomentar las poblaciones de insectos benéficos, controladores biológicos, entomopatógenos y arácnidos predatores, previendo la existencia de corredores biológicos intercalados estratégicamente entre los cultivos.
Por último, el monitoreo permanente y capacitado es esencial para poder actuar a tiempo en casos de recurrir a aplicaciones de insumos biológicos, ya que se deben efectuar con más anticipación y umbrales mas bajos que en producción convencional.

Rendimientos de cultivos agrícolas orgánicos
Como pauta muy general se puede tomar un 50% del rinde convencional, asumiendo una variabilidad mayor por mayor exposición al "efecto año". Sin embargo, existe evidencia que en un suelo ya estabilizado bajo manejo orgánico y en el largo plazo, los rendimientos pueden ser iguales o superiores. Los sobreprecios de la exportación han oscilado históricamente entre 30 y 100%.

Ganadería orgánica
Es relativamente más fácil que la Agricultura orgánica, presentándose mucha sinergia entre ambas actividades estando correctamente integradas. Por ejemplo y como es sabido, la rotación con Praderas ayuda a recuperar estructura y fertilidad. Descartado el Feed-lot por las Normas, la ganadería de carne o leche se realiza en planteos pastoriles con suplementaciones estratégicas estacionales de la oferta forrajera.
Manejos del tipo P.R.V. (Pastoreo Racional Voisin) o el Manejo Holístico propuesto más recientemente por A. Savory se adaptan perfectamente al sistema orgánico. Se debe lograr en el menor tiempo posible y a través del pastoreo una distribución de las heces (abono orgánico) lo más homogénea posible sobre la superficie del suelo.

En caso de no contar con Ganadería, se hace difícil sostener el balance de Carbono del suelo. La solución pasa por poder disponer de alguna materia prima para compostaje, que permita aplicar compost (humus) en los barbechos a razón de 4-5 toneladas/ha/año.

Consideraciones finales

La sustentabilidad es una meta que nunca se alcanza completamente, siempre está por delante nuestro, pero debemos asumir el compromiso de estar buscándola siempre, tratando que al momento de producir, el inevitable impacto ambiental sea el menor posible. En esa búsqueda, todos los sistemas de producción pueden hacer aportes superadores, siempre y cuando se hagan con honestidad intelectual, y sin fundamentalismos ni antagonismos. El espíritu debe ser participativo, incluyendo a otros sectores de la sociedad y no sólo el agropecuario.

En esa dirección está pendiente el abordaje de los servicios ecosistémicos entendidos como los diversos beneficios aportados por los ecosistemas para la vida en este planeta. A la dificultad de poder cuantificarlos, se agrega la de asignarles un valor en forma consensuada, que permita costear y comparar las externalidades ocasionadas por los diferentes sistemas de producción. Finalmente, con estos desafíos, se presenta para los profesionales de la Agronomía la oportunidad de volver a jerarquizar esta fascinante profesión.